Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte III)

Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte III))

Acabamos nuestro especial de tres partes sobre cómo aprender a ser un infeliz a través del cine. 27 claves y 27 películas por si alguien quiere ser un profesional de la infelicidad. La verdad es que nos quedan muchas película y series por poner y  puede que próximamente hagamos una cuarta parte porque merece la pena. Desde Don Draper en la serie Mad Men hasta los personajes de la películas Happines o Paul Newman en el Buscavidas. Muchos ejemplos ficticios ( y no tan ficticios, solo hay que ver a muchas personas a nuestro alrededor) de cómo llegar a ser un infeliz , porque como dice Francesca Reigler: “La felicidad es una actitud. Nos hacemos nosotros mismos desgraciados o felices y fuertes. La cantidad de trabajo es la misma.”

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte I)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte II)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte III)

"La felicidad es una actitud. Nos hacemos nosotros mismos desgraciados o felices y fuertes. La cantidad de trabajo es la misma." (Francesca Reigler)

CONSEJOS PARA LLEGAR A SER UNA GRAN INFELIZ (PARTE III)

19. Crea relaciones con mucha dependencia emocional (y ya que te pones no cuides las relaciones sanas que tengas)

Las dependencias emocionales son fuentes aseguradas de infelicidad debido a muchas razones, cuando alguien está obsesionado con una relación (afectiva pero también de amistad o familiar) deja de lado otras áreas de su vida que pueden aportarle muchas cosas. Además las relaciones de dependencia nos repercuten en la autoestima, el sentido de la vida o la perspectiva vital. Además cuando esta relación de dependencia empieza a ir mal,  los niveles de infelicidad se multiplican casi hasta infinito porque recordemos que las personas con dependencias no ven otra alternativa a seguir la relación que tienen (aunque esta sea un infierno)

Si encima no cuidas otras relaciones que si que te aportan te estás cargando uno de los pilares de la felicidad: las relaciones sanas y positivas.

Jane y Blanche Hudson en ¿Qué fue de Baby Jane? (Robert Aldrich, 1962)

(Las hermanas Jane y Blanche Hudson fueron estrellas infantiles de Hollywood, pero sus carreras siguieron trayectorias muy distintas. Mientras que Jane, al crecer, fue olvidada por el público, Blanche se convirtió en una actriz de éxito. Tras un misterioso accidente de coche, Blanche quedó postrada en una silla de ruedas al cuidado de su hermana Jane, que disfruta atormentándola)

20. Échale la culpa de todo lo que te pasa a otros

Buscar chivos expiatorios es una manera muy efectiva de ser un perfecto infeliz, es una variante del victimismo pero en vez de llenarnos de quejas, resignaciones y desánimos en este caso no llenamos de frustración, enfado y rabia. Le echamos la culpa a la vida (mala suerte, la sociedad, el destino…) o a otras personas ( a nuestro ex, nuestros padre, nuestra jefe…)  de lo mal que estamos en vez de responsabilizarnos de nosotros mismos y hacer todo lo posible para ser felices. Esta actitud es muy adictiva porque te lavas las manos con tus problemas y encima te llenas de razón con la trampa del enfado,

May-Alice Culhane en Passion Fish (John Sayles, 1992)

(May-Alice Culhane es un actriz de televisión que se queda paralítica en un accidente de coche. Decide regresar a Louisiana, donde se crió, pero su mal humor empeora cada vez más y se convierte en una insoportable paciente para todas las enfermeras que acuden a cuidarla)

21. Sé muy rígido y perfeccionista ante la vida

Las personas perfeccionistas no aceptan 4 cosas en la vida: No aceptan los errores, fracasos o debilidades. No aceptan el éxito, triunfos o mejoras. No aceptan cuando la realidad no es como debería ser. Y no aceptan sus propias emociones negativas (miedo, inseguridad o enfado). Vemos que el perfeccionismo abarca muchas más cosas de las que pueda parecer, cuanto menos de estas cosas aceptes más rígido serás ante la vida y por lo tanto más infeliz serás.

Andrew Neiman en Wiplash (Damien Chazelle, 2014)

(El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza y sus niveles de perfeccionismo pueden llegar a ser muy extremos)

22. No te quieras nada

La falta de autoestima es fundamental para llegar a ser un gran infeliz, las razones son varias. Primero porque si no te quieres a ti mismo y te menosprecias e insultas, ¿cómo vas a ser feliz con la persona que más tiempo vas a pasar en la vida (o sea, tu mismo)?. Por otro lado, al no confiar en ti mismo no te arriesgarás, no tomarás decisiones y no serás capaz de avanzar en lo que realmente te pueda llenar en la vida (vida afectiva, trabajo, hobbies…). Así que te quedarás sin todo aquella que te aporte felicidad y encima te menospreciarás por ello.

Walter Mitty en La vida secreta de Walter Mitty (Ben Stiller, 2013)

(El tímido  e inseguro empleado de una editorial consigue evadirse de su gris existencia imaginando que es el protagonista de grandes aventuras; un día, su sueño se hace realidad cuando conoce a una misteriosa mujer que le implica en una peligrosa misión)

23. Estrésate a todas horas

No te relajes nada y deja que el estrés te consuma, esta técnica es muy buena para llegar a tener problemas de ansiedad, depresiones y unos cuantos problemas físicos. Las personas que no saben gestionar sus niveles de estrés pierden bienestar en sus vidas y pueden llegar a ser muy infelices.

Aprender a relajarse, a priorizar, a ser consciente de cómo van tus niveles de estrés es clave en este punto. Practicar mindfulness tampoco viene nada mal aquí.

Bill Foster en Un día de furia (Michael Schumacher)

(En Los Ángeles, durante una jornada especialmente agobiante a causa del calor y del colapso del tráfico, de repente, un ciudadano normal se rebela de manera violenta y destructiva contra todo lo que lo rodea)

24. Si puedes ten mucho rencor y no perdones a nadie, no lo merecen

El rencor es una lacra enorme que destroza en pedazos los niveles de bienestar de las personas. Es una especie de veneno que se instala en nuestras heridas emocionales y que permitimos que siga ahí. Creemos que cuando más rencor tengamos más nos vengaremos de quien nos hizo daño pero la realidad es la contraria, los únicos que nos vamos a comer este veneno somos nosotros y además impediremos que nuestras heridas se curen nunca.

El antídoto infalible para el rencor es la fortaleza el perdón, una especie de inyección que elimina el veneno del rencor, que nos ayuda a recuperarnos de las heridas y que finalmente no vuelve ser más poderosos y felices en nuestras vidas.

Scar en el Rey León (Walt Disney, 1994)

(La sabana africana es el escenario en el que tienen lugar las aventuras de Simba, un pequeño león que es el heredero del trono. Sin embargo, al ser injustamente acusado por el malvado Scar de la muerte de su padre, se ve obligado a exiliarse.)

25. Sé muy negativo y ya que estás vuélvete un amargado

Llegar a ser una persona negativa es un trabajo que lleva años, necesita el mismo trabajo que llegar a ser una persona positiva. Las personas que son capaces de ver todo lo malo en cualquier situación de sus vidas son verdaderos profesionales de la negatividad.

Ser una persona positiva es una actitud mucho más efectiva, eso no quita que a veces haya que hacer análisis negativas de situaciones concretas (y tomar decisiones complicadas), pero el optimismo y una visión más positiva de la vida ayuda sin duda a ser más feliz

Jasmine en Blue Jasmine (Woody Allen, 2013)

(Jasmine, una mujer rica y glamourosa de la alta sociedad neoyorquina, se encuentra de repente sin dinero y sin casa. Decide entonces mudarse a San Francisco a vivir con su hermana Ginger, una mujer de clase trabajadora que vive con su novio en un pequeño apartamento. Jasmine, que atraviesa el momento más crítico de su vida, se dedica a tomar antidepresivos y a recordar su antigua vida en Manhattan.)

26. Oblígate a ser siempre feliz y esconde todo lo que puedas tus emociones negativas

Para ser feliz no hay que fomentar solo las emociones positivas, hay que saber gestionar también las emociones negativas. Por ejemplo los procesos de duelos son un cúmulo de emociones negativas necesarias para recuperarnos y finalmente aceptar la pérdida. Mucha gente se cree que para ser feliz no se pueden tener emociones negativas y evitan cómo sean situaciones que puedan generarlas pero el enfado, el estrés o la tristeza son fundamentales para muchas situaciones. Para colmo, si luchas contra tus propias emociones negativas estas se van a hacer cada más grandes, aunque las escondas bajo tierra

Una niña en Del Revés/Inside out (Pixar, 2015)

(Riley es una chica que disfruta o padece toda clase de sentimientos. Aunque su vida ha estado marcada por la Alegría, también se ve afectada por otro tipo de emociones. Lo que Riley no entiende muy bien es por qué motivo tiene que existir la Tristeza en su vida.)

27. No te rías, no crees nada, no tengas esperanza, no admires, no des gracias por nada, no luches, no aceptes…

Creatividad, apreciación de la belleza, gratitud, valentía…ejemplos de fortalezas psicológicas que nos ayudan a realizarnos y poder ser felices en la vida. Cuando no ponemos en movimiento ninguna de estas fortalezas nos dejamos llevar en la vida de manera resignada y reactiva y muy fácilmente podemos caer en depresiones, adicciones, vacíos existenciales….

The Corner (Miniserie de David Simmon, 2000)

(Miniserie de 6 episodios de la HBO sobre el mundo de la droga. Describe la vida de una familia de clase media de Baltimore, que vive hundida en la miseria por causa de la adicción a la heroína.)

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Felicidad, ideas irracionales, Infelicidad, Reflexiones terapeuticas

Etiquetas de cine:
Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/jaimeburque.com/web/blog/wp-content/themes/jaimeburque-14/content-single.php on line 43

Más artículos de la misma categoría

Call me by your name (somos nuestras emociones, y el cine lo sabe )

“No sentir nada por miedo a sentir algo es un desperdicio…” (Call me by your name) Si el cine apasiona a tanta gente es porque es uno de lo mayores activadores de emociones […]

Cómo romper con las dependencias afectivas (parte II)

Continuamos nuestro especial sobre la dependencia afectiva proponiendo nuevos recursos para romper con las cadenas del apego afectivo (os dejamos a continuación los tres artículos de este especial). También os proponemos links a […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *