Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte II)

Ser un infeliz no es fácil, exige una cantidad desorbitada de energía y tiempo. Y sobre todo cumplir a raja tabla una serie de hábitos y rutinas que queremos desentrañar en filmoterapia. Continuamos con nuestra segunda parte de nuestro especial para ser un verdadero infeliz.

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte I)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte II)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte III)

"Es mucho más fácil ser feliz… es mucho mas fácil elegir amar las cosas que tienes en vez de anhelar siempre lo que te falta o lo que tu te imaginas que te falta." (Meryl Streep en Cosas que importan/ One true Thing)

CONSEJOS PARA LLEGAR A SER UNA GRAN INFELIZ (PARTE II)

10. Busca constantemente la aprobación de los demás

La aprobación por parte de la gente que nos rodea es algo maravilloso, eso nadie lo niega, el problema aparece cuando dependemos en exceso de las reacciones de los demás. Todo irá bien cuando los demás nos aprueben pero cuando no nos aprueben (algo que suele ocurrir mucho en las relaciones interpersonales) nos hundiremos totalmente. Cualquier crítica, gesto negativo, comentario… nos hará mucho daño y para evitarlo dedicaremos demasiada energía en “ser como creemos que le gusta a la gente”. Además correremos el riesgo de no lograr nuestras metas o crecer como persona por miedo al que dirán. Las personas con esta necesidad excesiva suelen vivir en una montaña rusa emocional llena de miedo, ansiedad y frustración. Así es prácticamente imposible ser feliz.

Un pintor  en Perversidad (Fritz Lang, 1945)

(En la película Perversidad, Edgard G. Robinson será capaz de las peores cosas con tal de que su amante crea que es un pintor de éxito. Un ejemplo extremo del poder destructivo de esta idea irracional)

11. Deja que la envidia te corroa

Bertrand Rusell ya decía que la envidia es una de las causas mas poderosas de la infelicidad. La razón es muy fácil, cuando centramos nuestra atención en algo que no controlamos (en este caso, algo que tengan los demás que nosotros no tengamos) perdemos poder en nuestra vida y generamos tal cantidad de emociones negativas (celos, resentimiento, rencor, rabia, desánimo, disgusto) que no hay manera de que podamos sentir bienestar. Además cuando sentimos envidia perdemos rendimiento, disminuimos autoestima y no nos centramos en nuestras propias metas que, quien sabe, podrían hacernos más felices (retos, crecimiento personal, relaciones, etc)

Antonio Salieri en Amadeus (Milos Forman, 1984)

(Salieri fue un compositor de música clásica muy notable que podía haber disfrutado mucho de su carrera si no hubiese sido por la envidia exacerbada que sentía por un tal Wolfang Amadeus Mozart )

12. Cúlpate siempre que puedas de tus errores

La culpa es una emoción que aparece cuando uno mira hacia atrás e interpreta que ha hecho algo mal y no ha estado a la altura de lo que uno espera de si mismo. Analizar con los ojos de la culpa nuestros errores suele ser bastante terrible puesto que solo conseguiremos sacar un látigo y fustigarnos continuamente hasta la extenuación. El resultado es una disminución de la autoestima, un bloqueo constante, no aprender de nuestros errores y generar muchas emociones negativas que no nos ayudan a nada. Para poder ser feliz en la vida es necesario enfrentarse a los posibles errores que cometamos, analizarlos desde la objetividad, aceptarlos y si es necesario aprender de ellos. Esto no es culpabilizarse, significa responsabilizarse de nuestra vida.

Varios miembos de una familia en  Gente Corriente (Robert Redford, 1980)

(En Gente Corriente, una familia debe afrontar la perdida de uno de sus miembros y tendrá que luchar contra los efectos devastadores de la culpa)

13. Resístete al cambio

Cambiar significa crecer, arriesgarse, mejorar, reforzarse, lograr metas mejoras, luchar por lo que queremos…Crecer también significa a veces dolor y mucha gente no quiere sufrir nunca, ni siquiera para mejorar. Entonces lo que hacen es autoengañarse y evadirse, reprimirse o excusarse constantemente. Todas aquellas personas reacias al cambio en cualquier nivel en sus vidas tienen muy difícil ser felices porque no aceptan su realidad y no dan los pasos necesarios para su crecimiento.

Un adolescente rebelde en El Indomable Will Hunting (Gus Van Sant, 1997)

(Matt Damon es un muchacho con muchas cualidades pero lleno de inmadurez, infelicidad e incapaz de cambiar el rumbo de su vida. La aparición en su vida de un profesor, Robin Williams, será fundamental para su evolución)

14. No ayudes a los demás (y solo piensa en ti)

Las últimas investigaciones hablan de que ayudar a los demás (en cualquiera de sus versiones) tiene mucho mas fuerza que el mejor de los antidepresivos. Por eso las personas egoístas, aquellas que solo piensan en ellos sin tener en cuenta a los demás no solo se pierden este generador natural de bienestar sino que además dedican muchísima energía a impedir relaciones de ganar-ganar con los demás. Por eso siempre están enfadadas, amargadas o llenas de miedos.

El señor Scrooge en cualquier versión de Cuento de Navidad, de Charles Dickens

(En el clásico de Dickens, Cuento de Navidad, el señor Scrooge cumple muchos de los requisitos para ser un gran infeliz, sobre todo un inmenso egoísmo)

15. Odia lo que tienes…

Que si mira que mala suerte en el amor, que si fíjate que asco de día, que si vaya injusticia que no me ascendiesen…la gente amargada se lamenta de lo horrible que les va y focalizan toda su atención en los aspectos negativos de sus vidas. La frase “Siempre es horrible cuando las cosas nos son como yo quiero”, define perfectamente a estas personas.

Un niño de ciudad en Sang Woo y su abuela(Lee Jeong-hyang, 2002)

(Sang Woo es un niño que llega a casa de su abuela con la maleta del odio por lo que no le gusta. Un niño muy infeliz que aprenderá muchas cosas en el campo…)

 

16…Y céntrate en lo que no tienes

Esto significa prestar atención en todo aquello que creemos que no tenemos y seguramente nos iba a dar muchísima felicidad, una distorsión brutal que nos hundirá en la miseria o nos quemará en la mayor de las iras.

Un niño muy rico en Capitanes Intrépidos(Victor Fleming,1937)

(Harvey Cheyne es otro niño, tan caprichoso y malcriado como Sang Woo pero mucho más rico que aprenderá muchas cosas en un barco pesquero, entre ellas a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida)

17. Piensa que no tienes el control de tu vida, tú no puedes cambiar NADA

Mucha gente cree que no tiene control sobre sus emociones y por lo tanto su vida. Hay muchas versiones de esta especie de victimismo emocional, desde pensar que es el destino o la mala suerte quien nos controla hasta sentir que no hay nada que hacer contra nuestros genes, nuestro pasado, traumas, maneras de ser, edades…Son muchos los obstáculos que nos podemos encontrar en la vida, pero todo dependerá de cómo los intepretemos. Si pensamos en que podemos cambiar, podemos cambiar.

Los miembros de una familia venida a menos en El Desencanto (Jaime Chávarri, 1976)

(En el documenta El Desencanto asistimos a la infelicidad de tres hijos, cada uno a su manera, pero con un denominador común, un victimismo vital que les pasará huella a lo largo de sus vidas)

18. Tómate todo demasiado en serio

La rigidez de pensamiento es una lacra para nuestro bienestar personal. Pensar en términos de todo o nada respecto a nuestro trabajo, relaciones afectivas, fracasos, decisiones, etc… es un pasaporte seguro a la infelicidad. Aprender a relativizar (y mucho sentido del humor) es el antídoto perfectopara no caer en esta idea irracional tan “infernal” y “destructiva”. Si te deja tu novia, crees que tu trabajo es lo peor o elegiste mal tu destino de vacaciones acuérdate de esta canción de los Monty Python.

Un viejo funcionario japonés en Vivir (Akira Kurosawa,1952)

(Kanji Watanabe es un viejo funcionario público que arrastra una vida monótona y gris, sin hacer prácticamente nada y totalmente encajado en su rigidez de pensamiento …hasta que ocurre algo en su vida)

Por Jaime Burque

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Actitudes negativas, Felicidad, ideas irracionales, Infelicidad, Recursos psicológicos, Reflexiones terapeuticas

Etiquetas de cine: Especiales, Personajes

Más artículos de la misma categoría

El flujo (como fluir en lo que se hace y ser más feliz)

“Cuando estoy haciendo mi juego, cuando me siento como me sentía en Boston aquella noche no creo que nadie pueda pararme. Sería capaz de estar corriendo durante días y desearía que los partidos […]

La busqueda espiritual

La fortaleza psicológica de la espiritualidad, la busqueda de su fuerza y sobre todo, el camino trascendental hacia el bienestar. Esta semana en filmoterapia nuestro colaborador MBT nos hablará de una busqueda que […]

4 comentarios

  1. Bueno, como véis, sigo estando encantada de recibir vuestros post.
    Muchas gracias. Son muy interesantes y es un buen método de aprendizaje. Además, a mi me apasiona el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *