Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte I)

En filmoterapia hemos hablado, y mucho, sobre la felicidad. La hemos intentado comprender, hemos reflexionado sobre como llegar hasta ella e incluso hemos hablado de sus componentes como las fortalezas psicológicas o las emociones positivas. Pero esta semana queremos darle la vuelta (una vuelta de 180 grados) y queremos daros una serie de consejos para llegar a ser unos verdaderos infelices. Propuestas que sin duda harán que seáis cada vez más desgraciados y podréis llegar a alcanzar cuotas óptimas de malestar con las que seréis la envidia de vuestros amigos. Si encima os ayuda a reflexionar que NO hay que hacer para llegar a ser feliz en la vida, pues mejor que mejor.

Y como siempre nos acompañarán grandes personajes del mundo del cine, esta vez famosos por su grandiosa infelicidad. Muchos de estos personajes serán capaces de quitarse esta lacra a lo largo de la película pero muchos otros seguirán inmutables hasta los títulos de créditos. Lo importante es que nos ayudarán a comprender los “consejos” de infelicidad y por lo tanto (que sabemos que sois muy inteligentes), los pasos hacia la felicidad. Que los disfrutéis.

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte I)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte II)

- Consejos para llegar a ser un gran infeliz (parte III)

CONSEJOS PARA LLEGAR A SER UNA GRAN INFELIZ (PARTE I)

1. Vive constantemente en tu pasado

Vivir anclado en el pasado significa centrarse en lo que teníamos pero ya no tenemos, en lo que éramos pero ya nos somos, en lo que podíamos haber hecho pero no hicimos. Un enfoque que solo lleva a una terrible melancolía en donde la tristeza, la angustia y la frustración son sus ingredientes máximos. Si la clave de la felicidad es vivir el presente, la gente que se agarra a su pasado, y no lo suelta, vive perennemente en la infelicidad. Además podemos incluso echarle la culpa de nuestra infelicidad al mismísimo pasado y enfadarnos con aquellas decisiones, relaciones o circunstancias que provocaron nuestras terrible malestar. La consecuencia es un bucle infernal de toneladas de emociones negativas.

Gloria Swanson en El Crepusculo de los dioses/Sunset Boulevard (Billy Wilder, 1950)

(Norma Desmond es una antigua estrella de cine completamente ahogada en su ego y en su pasado. Es cierto que roza muchos trastornos mentales pero lo que está claro es que tiene todos los ingredientes para ser muy infeliz)

2.Ten muy claro que el dinero compra la felicidad

Ya lo hemos hablado en filmoterapia, pensar que lo material es el secreto de la felicidad es un coche sin frenos hacia la infelicidad. Un ejemplo muy claro es China (segunda potencia mundial), el país con el mayor porcentaje de personas en el mundo que piensan que cuanto mas cosas se posean mas felices serán (el 71% de la población). Es el 111º país más feliz del mundo.

Orson Welles en Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941)

(El multimillonario y ultrapoderoso Charles Foster Kane cumple en esta historia la máxima de “no es mas rico quien mas tiene, sino quién menos necesita”. Un hombre que lo tiene todo en la vida pero infeliz hasta su muerte)

3. Preocúpate a todas horas por el futuro

Si hay alguna emoción completamente inservible, esa es la preocupación, una emoción que aparece cuando uno mira hacia delante sin ningún tipo de base y centrándose totalmente en los peligros futuribles. Es una especie de ansiedad futura sin ningún tipo de solidez, que no nos ayuda nada, que nos suele bloquear y encima nos genera un constante e interminable río de emociones negativas que nada ayudan a ser feliz. El futuro es tan infinito que sólo algunas cosas (a veces ninguna) se puede planificar o prevenir centrándose en las posibles soluciones que están en nuestras manos. No aceptar esto es pasaporte seguro a la infelicidad.

Woody Allen en Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1986)

(Woody Allen hace el papel en esta película de un neurótico, hipocondríaco y muy inseguro que siempre está por delante en el tiempo, preocupándose por todo. Una persona que aunque tiene sus pequeños recursos, vive constantemente en la infelicidad)

4. No pongas límites a los demás

No saber decir NO a los demás, una de las mayores causas de infelicidad que existen. Este tipo de personas no ponen límites para evitar el conflicto, una evitación que a largo plazo sale muy cara puesto que poco a poco pondremos las necesidades y deseos de los demás por delante de los nuestros propios provocando que encimalos demás elijan por nostros y se aprovechen. El resultado es una sensación de falta de control en la vida, mucha frustración, angustia, inseguridad…los ingredientes perfectos para no ser feliz.

Jack Lemmon en El Apartamento (Billy Wilder, 1960)

(Jack Lemmmon es lo que podríamos definir como un adorable infeliz. Es buena persona pero es pasivo, sin personalidad y los demás se aprovechan de el porque no sabe decir que no. Un tipo que se enamora de otra entrañable infeliz , Shirley Maclaine)

5. Practica la ira e intenta estar todo el día enfadado

La ira es una emoción que en dosis muy concretas nos ayuda a enfrentarnos a amenazas reales (normalmente episódicas). El problema es cuando la convertimos algo destructivo al enfadarnos cuando no existe una amenaza real, en un nivel excesivamente alto o provocando un dolor innecesario a uno mismo a los demás. El enfado es como un veneno (está comprobado que a largo plazo genera daños a nivel físico) que nos da una especie de de superpoder (nos llena de energía y sensación de control). Por eso con muy poco nos suele llegar en nuestra vida cotidiana. La gente que está todo el día bebiendo del enfado sin ninguna razón, no solo lo pagará caro con su salud sino que encima será una persona infeliz.

Darth Vader en Star Wars

(Darth Vader es un ser lleno de amargura, miedos y sobre todo ira, mucha ira. Una ira que alimenta constantemente llevándole a una extrema infelicidad, por mucha estrella de la muerte que construya)

"El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti." (Yoda a Anakin en Star Wars, episodio I))

6. Coloca tu felicidad en el futuro (y no en el presente)

Muchas personas también viajan hacia el futuro creyendo que aseguraran su felicidad pero paradójicamente lo único que encuentran es pura infelicidad. Estas personas se centran en objetivos futuros sin prestar para nada atención en sus constantes presentes. Cuando el destino es mucho mas importante que el viaje, disminuimos disfrute y serenidad y aumentamos ansiedad y miedo. Os dejamos a continacion un cuento que explica muy bien todo esto:

“Un pescador estaba en el muelle a punto de irse con varios atunes de buen tamaño. Un hombre le preguntó cuánto tiempo le había llevado pescarlos. Aquél respondió que sólo un par de horas. El hombre inquirió sorprendido:

- ¿Por qué no permaneces más tiempo y sacas aún más atunes?

El pescador le dijo que tenía lo suficiente para atender las necesidades de su familia. Entonces el hombre le replicó:

- Pero ¿qué haces con el resto de tu tiempo?

- Después de pescar descanso un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta con mi señora, María, voy al pueblo por la noche, donde tomo vino y toco la guitarra con mis amigos. Tengo una vida placentera y ocupada- respondió respondió el pescador.

El hombre, que vio las habilidades del pescador, se ofreció a ayudarle financiando un bote y contratando personal, para pescar más y, eventualmente, tener una flota de pesqueros y, en lugar de vender el pescado a un intermediario, hacerlo directamente a una conservera.

- Podrías irte de este pequeño pueblo y establecerte en la capital, donde manejarías tu empresa.

El pescador, muy pensativo, le dijo:

- ¿Cuánto tiempo tarda todo eso?

El hombre le dijo que entre 15 y 20 años.

- ¿Y luego qué? -preguntó entonces el pescador.

- Cuando llegue la hora, podrás vender las acciones de tu empresa. Te volverás rico, tendrás millones.

- ¡Millones! -exclamó el pescador-. ¿Y luego qué?

El hombre le contestó:

- Luego te podrás retirar, vivir en un pueblito en la costa donde p

odrás dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, dormir la siesta con tu mujer, pasar las noches en el pueblo donde tomabas vino y tocar la guitarra con tus amigos.

El pescador respondió:

- ¿Y acaso no es eso lo que tengo ya?”

Natalie Portman en Cisne Negro (Darren Aronofsky, 2010)

(Natalie Portman es una bailarina tan obsesionada con conseguir el éxito profesional profesional que su cerebro no será capaz de digerir tanta presión y estrés. Por cierto, su madre también podría hacer un master en infelicidad)

7. Quéjate de todo (y a todas horas)

La gente feliz suele hacer muchas cosas en la vida, pero si hay algo que nunca van hacer es quejarse. Si bien de vez en cuando se desahogan de manera muy puntual como manera de airearse y oxigenarse, nunca lo tienen como hábito. Las personas infelices reaccionan constantemente a la vida, y como la vida tiene muchas veces elementos negativos, provoca que se quejen constantemente. Si a esto sumamos una enorme distorsión negativa y el hábito de fijarse en todo lo malo que le rodea, pues tenemos al quejica crónico, también conocido como el victimista.


Bill Murray en Atrapado en el tiempo/Groundhog day (Harold Ramis, 1993)

(En Atrapado en el tiempo, Bill Murray es el perfecto infeliz, un quejica crónico que odia demasiadas cosas y muy egoísta. Un tipo que vivirá una de las terapias psicológicas más “espectaculares” de la historia del cine)

8. No tengas metas en la vida, no sirven de nada

El vacío en la vida por falta de metas y retos es una de las mayores causas de infelicidad, casi podríamos decir que sentirse vacío es una buena definición de infelicidad. Muchas personas se dejan llevar por las circunstancias que les rodean como si de un río fuese hasta que pronto se ven sin nada, sin sensación de llevar las riendas de su vida ni tener metas vitales.

Kevin Spacey en American Beauty (Sam Mendes, 1999)

(“Aquí me tienen, cascándomela en la ducha. El mejor momento del día. A partir de aquí, todo va a peor”. Una frase que resume perfectamente la desidia vital de Kevin Spacey al verse desprovisto de toda perspectiva en la vida. Una maravillosa historia en donde encontramos mucha, pero que mucha gente infeliz)

9. Siéntete muy solo (aunque estés rodeado de gente)

La soledad es una emoción muy natural en el ser humano que aparece cuando uno interpreta que no está recibiendo la suficiente estimulación social o afectiva. Normalmente esta emoción nos lleva a abrirnos y salir en busca de más y mejores relaciones (recordemos que somos seres muy sociales). El problema comienza cuando aún a pesar de sentirnos solos no movemos ficha (por inseguridad, aislamiento, miedos,dependencias etc), entonces la infelicidad se propaga como un fuego descontrolado por nuestra vida. El resultado es una sensación mucho peor que la de vivir en una isla desierta. Hoy en día es una de las mayores causas únicas de la infelicidad.

Un ejecutivo y un misterioso personaje en Castaway on the moon (Hey-Jun Lee, 2009)

(Castaway on the moon es la historia de un ejecutivo se lanza al río de la ciudad para suicidarse e inesperadamente despierta en una isla desierta, en mitad del río, donde vive apartado,pero cerca,de la civilización. Una película muy simbólica y atractiva sobre la soledad y demás fuentes de infelicidad de nuestra sociedad actual)

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Actitudes negativas, Felicidad, ideas irracionales, Infelicidad, Recursos psicológicos, Reflexiones terapeuticas

Etiquetas de cine: Especiales, Listas, Personajes

Más artículos de la misma categoría

La codicia (y el camino a la no felicidad)

Como hemos visto en otros posts sobre la felicidad, existen una serie de elementos clave para el bienestar del ser humano como son las fortalezas psicológicas, las buenas relaciones o la perspectiva vital. […]

El flujo (como fluir en lo que se hace y ser más feliz)

“Cuando estoy haciendo mi juego, cuando me siento como me sentía en Boston aquella noche no creo que nadie pueda pararme. Sería capaz de estar corriendo durante días y desearía que los partidos […]

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *