Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Entrevista con Javier Becerra, autor de «¡Esto es Pop!»

Javier Becerra es crítico musical, periodista y sobre todo un apasionado de la música que en su segundo libro (tras el de “Los Eskizos”) busca enseñar de una manera muy original los beneficios de la música Pop a los niños. Un libro en apariencia sencillo (25 menciones a canciones míticas de la música Pop) y de estética infantil (maravillosas las ilustraciones de Catuxa Alonso) pero con muchos planos internos que lo vuelven en delicioso ejemplar de “Musicaterapia” para niños y para adultos.
La música al igual que el cine tiene incontables beneficios psicológicos y por eso hemos quedado con el autor de “Esto es Pop!” para hablar de todo esto y muchas más cosas interesantes en una entrevista fluida y muy natural, porque hablar con Javier Becerra siempre es un placer.

Lo primero de todo, contarte que el otro día cogí tu libro y me lo leí todo de golpe, viendo los 25 vídeos que propones en Youtube y me dio un subidón de energía que no veas. O dicho de otra manera, me paso lo que se llama en psicología elevarse (La elevación es lo que sentimos cuando presenciamos algo que nos asombra, conmueve o inspira y que nos deja una sensación de energía, bienestar y de ganas de cambiar)

Que bien, la verdad es que cuando hice el libro dudaba si poner el enlace a un vídeo de youtube, no sabía si iba a dar resultado pero por lo que me cuentan a la gente le está gustando. Los padres me cuentan que están utilizando este libro de muchas maneras muy interesantes. Por ejemplo, a partir de cada canción muchos padres dedican cada noche a escuchar más temas de ese grupo o autor con sus hijos.

El tema del Youtube es fundamental porque este libro es muy interactivo. Hasta podríamos decir que un formato en tres dimensiones: tiene un relato, una ilustración y un vídeo en particular para explicar cada canción. ¿Como fue el proceso creativo del libro?

Todo empezó hace dos años cuando me propusieron hacer un taller en un festival de música ( de estos familiares que tan de moda se estaban poniendo). Yo estaba ya acostumbrado a hacer charlas en coles sobre música pero para el festival cogí 10 canciones y plantee una especie de historia de la música pop para niños a través de 10 vídeos musicales. Tuvo tanto éxito que empecé a dar estos talleres en otros sitios hasta que un día la profe de mi hija me preguntó porqué no hacía un libro sobre el tema. A partir de ahí me puse a trabajar con a la ilustradora Catuxa Alonso y condensar en este libro todo lo que yo hago en los talleres.

Muy interesante, porque veo que el libro es el resumen de una interacción con los niños a través de tus clases.

A mi me encantan los niños y aprendo mucho de ellos, en estos talleres ves como los niños se dejan llevar, no enjuician ni tienen ideas preconcebidas. Las canciones les gustan o no les gustan y eso es maravilloso porque no están cargados de prejuicios de los mayores. A los niños le pones el video de Kraftwerk o el de David Bowie y se quedan alucinados.

(Con la canción Happy de Pharrell Williams el autor nos propone disfrutar de lo original de este videoclip, puedes escoger el momento del día que prefieras para verlo y llenarte de buenas sensaciones. Porque este vídeo dura 24 horas)

¿A lo largo de estos años cambiaste alguna canción en tu repertorio?

Como te dije yo aprendo mucho de los niños. Por ejemplo, mi hija un día me dio una lección increíble,tras asistir a uno de estos talleres me preguntó porque solo hablaba de hombres. Mi hija tenía 4 o 5 años. Eso me hizo plantearme mis esquemas, darme cuenta de mi visión distorsionada sobre la música y añadir mujeres a mi historia. Así fui integrando ejemplos como el de Aretha Franklin, alguien que fue capaz de triunfar siendo gorda, negra y mujer en una sociedad tan conservadora, machista y racista como la de los 60 en Estados Unidos,.

Me gusta como en el libro utilizas la historia de la música para transmitir una serie de valores, desde el antirracismo, el respeto a lo diferente o el feminismo de una manera muy natural. Me encanta también ese punto de mente abierta y de ruptura contra cualquier prejuicio

Desde que tengo hijos he aprendido a ser más flexible y a disfrutar más de la música. Cómo crítico de música antes tendía a escuchar canciones oscuras o a no dejarme llevar por canciones que no eran de mi estilo pero ahora soy capaz de disfrutar de la música en cualquiera de sus vertientes

A parte de la fortaleza psicológica de la mente abierta he visto que plantas otras fortalezas como la curiosidad, la pasión por aprender, la apreciación de la belleza, la valentía, la creatividad… Incluso hablas de autoestima, de aceptarse a uno mismo o de flexibilidad cognitiva. Todos elementos muy terapéuticos y que en Filmoterapia damos mucha importancia.

Los niños pueden aprender mucho de la música. Y no solo de las canciones o de las corrientes musicales, pueden incluso aprender de los propios personajes musicales. Como David Bowie, alguien que desde pequeño no se dejaba llevar por los convencionalismos, que no jugaba al fútbol como los demás niños y que si se apuntaba clases de danza era para bailar como él quería. Un artista que llevó su creatividad hasta el final de sus días y que era capaz de juntarse con la gente más talentosas con humildad y sin miedo a aprender de ellos.

Me gusta mucho esta dimensión que planteas de aprender de las partes positivas de los propios cantantes. Incluso tocas mucho un ingrediente para mi fundamental como es el pensamiento crítico.

Vivimos en una sociedad cada vez más moralizante y yo quiero que mi hijos aprendan a tener capacidad para pensar, elegir y reflexionar. En cualquier ámbito de la vida. En la música busco que mis hijos aprendan a elegir lo que quieren escuchar a partir de un pensamiento crítico que les lleve a discernir. Prohibir un estilo musical no creo que les lleva ningún lado.

(A partir de la canción Walk This Way de Run DMC, el libro nos deja un mensaje muy claro: no hay que tener miedo a la novedad)

En tu libro hay una apertura total a nivel musical que me encanta, hablas desde los Sex Pistols hasta Beyoncé,

Una visión abierta que muchos padres podríamos aprender. En los talleres empiezo siempre hablando de la canción de Xoel (“ Pequeño Jaguar de la noche”) ,un tema que nace de ver a su propio hijo y como su hijo quiere palparlo todo, sentir y ser todas las cosas. Empiezo a de alguna manera hablando para los padres y madres. Porque tenemos a aprender a ser niños y dejarnos llevarnos más por lo que nos rodea y no ser tan obtusos de mente. Una de las cosas que más me gusta en los talleres es ver cómo al final los padres y las madres se dejan llevar y acaban bailando como un niño más

Cosas como la que acabas de decir es un puro “mindfulness” muy necesario hoy en día. Yo también estoy muy de acuerdo de que los niños nos enseñan a vivir plenamente el presente, a estar en cada momento, a sentir todo como si fuese la primera vez… Al final has escrito un libro para niños pero que pueden aportar muchas cosas también a los adultos. Que sepas que me estoy planteando recomendárselo a algún paciente en la consulta. 

Me alegro mucho de que me digas eso, es un libro que he escrito para niños pero también con muchas referencias a los adultos. A mi me gusta mucho la peli de Del Revés (Inside out) y yo les digo a los niños que cuantas más burbujitas de alegría tengamos en la cabeza mejor, que esa es la manera de crearnos nuestra propia felicidad y que con la música podemos conseguirlo de muchas maneras.

Aparte de estas fortalezas y valores que planteas en el libro también te basas en un ingrediente fundamental de la música, las emociones y sensaciones tan poderosas que transmite. A alguien que nunca haya visto el concierto de James Brown de repente se puede llenar de una energía muy poderosa.

A mi me ha gustado la música toda la vida y quiero transmitir todo que te puede. Por ejemplo en los talleres siempre acabo con la canción de Justin Timberlake  (Can’t stop the feelingen donde se ve a gente muy diferente bailando como le apetece. La música es para disfrutar un juego sin reglas, sin tapujos, para llenarte de felicidad.

Categoría: Listas & Recomendaciones

Etiquetas: Apreciación de la belleza, Creatividad, Curiosidad, Emociones negativas, Imaginación, Música, Música y terapia

Etiquetas de cine: Especiales

Más artículos de la misma categoría

Colegio de Psicólogos de Madrid y Festival de Cans (resumen de mayo del libro de Filmoterapia)

Mayo ha sido un mes muy activo respecto al libro de Filmoterapia y por eso quiero dedicar este post a dos momentos muy importantes en la breve carrera del libro de Filmoterapia y […]

Las dos caras de una misma emoción, el orgullo positivo y el orgullo negativo

¿Con qué orgullo te quedas? ¿Con el orgullo lleno de confianza y valentía que nos empuja a levantarnos ante un fracaso o con ese orgullo soberbio e inseguro que no nos deja ni siquiera […]

2 comentarios

  1. Tengo una niña de un año, y siempre me ha gustado ponerle música, pero no música de niños, sino la música que me gusta a mi, más tipo pop-rock y rock, y el otro día su profe me dijo que es bueno que los niños escuchen todo tipo de música. Que era mejor eso que hacerles escuchar todo el rato canciones infantiles que tienen los mismos sonidos.
    Me parece un libro muy interesante que seguro que me compraré!
    Gracias por esta grandes ideas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *