Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

7. AMELIE, 2001 (FILMOTERAPIA, 100 PELÍCULAS INSPIRADORAS)

 

«La vida no es más que un interminable ensayo, de una obra que jamás se va a estrenar.» (Amelie)


Amelie

Le fabuleux destin d’Amélie Poulain


2001- Francia – 120 min. – Comedia dramática


DIRECCIÓN: Jean-Pierre Jeunet

REPARTO: Audrey Tautou, Mathieu Kassovitz, Rufus Magloire, Lorella Cravotta, Serge Merlin, Jamel Debbouze, Claire Maurier, Clotilde Mollet, Isabelle Nanty, Dominique Pinon, Artus de Penguern, Yolande Moreau, Urbain Cancelier, Maurice Bénichou.


Amélie Poulain es una chica de veintitrés años, que vive en París y trabaja en una cafetería de Montmartre. Su vida no ha sido nada fácil; su madre murió en Notre-Dame cuando otra persona intentaba suicidarse, y su padre, deprimido tras este accidente, se centró obsesivamente en cuidar los gnomos de su jardín. Pero un día, Amélie, decide cambiar su vida y su destino.


CLAVES FILMOTERAPÉUTICAS:

¿QUIÉN SOY?, EL SENTIDO DE LA VIDA, FELICIDAD VS. INFELICIDAD, DECIDIR, ENAMORAMIENTO, GANAS DE VIVIR, AUTOESTIMA, INTELIGENCIA EMOCIONAL, FAMILIA


Amélie Poulain es una camarera parisina de clase media trabajadora. Es inocente, creativa e imaginativa, pero su timidez e inseguridades le mantienen prisionera en una vida monótona y aburrida, tan solo parcheada por su enorme imaginación.

Un día decide cambiar su vida y en una escena maravillosa elige ayudar a los demás. Amélie experimenta un cambio drástico en su manera de concebir la vida: “Se siente en total armonía consigo misma…, un arrebato de amor, un deseo de ayudar a la humanidad le invade de repente”. Un punto de inflexión en su vida que le llevará a desarrollar una serie de acciones altruistas. Y para poder dedicar tiempo a esta nueva misión en su vida, deberá romper con sus rutinas diarias y buscar de forma deliberada oportunidades para hacer el bien a los demás.

Amélie, además, tendrá que enfrentarse a sus miedos sociales que tanto le están bloqueando en la vida. La apuesta de Amélie es perfecta, el proceso de cambio está en marcha.

Muchos de los personajes que rodean a Amélie están atascados en su vida, inmovilizados en una serie de rutinas que les impiden ver qué está ocurriendo en su interior o su exterior. Las acciones de bondad de Amélie servirán como catalizadores que también ayudarán a los demás a salir de sus círculos negativos. Amélie se convertirá, por lo tanto, en un agente de cambio que hace posible a los demás mejorar sus niveles de felicidad.

Su creatividad e imaginación le aportan originales maneras de ser: bondadosa con su familia, sus compañeros del bar, con extranjeros, con vecinos… Por ejemplo, el padre de Amélie está deprimido y recluido desde la muerte de su madre años atrás. Hundido tan profundamente en sus pensamientos y en su interior que no es capaz de vivir su vida, Amélie decide robarle el gnomo de jardín y dárselo a una amiga azafata para que le haga fotos en diferentes ciudades alrededor del mundo y se las envíe de forma anónima por carta, todo para inspirarle a viajar y a cambiar su vida. Nuestra heroína también juega a celestina, desbloquea un proceso de duelo de una mujer o aumenta las ganas de vivir de un anciano. Incluso demuestra una serie de valores y principios en defensa de un chico discapacitado, dependiente de una frutería, quien es siempre puesto en ridículo por su jefe autoritario y antipático.

Después de todos estos comportamientos desinteresados hacia los demás, Amélie comienza a darse cuenta —con la ayuda de su vecino, “el hombre de cristal”— que no se ha dedicado nada a cuidarse ella misma. Poco a poco irá siendo también generosa y altruista consigo , y poco a poco también irá enamorándose de un hombre. Su generosidad hacia los demás le ayudará a vencer su timidez, su miedo a enfrentarse ante lo desconocido y su inseguridad. Pronto comenzará a asumir riesgos en su vida, por ejemplo, en el amor.

A partir de todos estos cambios dentro de Amélie, podríamos preguntarnos: ¿es feliz Amélie?, ¿ha aumentado nuestra protagonista su felicidad por ser más altruista? En el film esta cuestión no se plantea en ningún momento de forma directa, pero es fácil contestar a ambas preguntas con un rotundo sí. Según las últimas investigaciones, existen tres factores primarios que influencian los niveles de felicidad de una persona: factores genéticos, circunstancias externas (demográficas, educacionales, sociales, culturales…) y actividades intencionales (por ejemplo, actitudes, pensamientos, comportamientos o aspectos motivacionales que la persona adopta en su vida).

Según estos estudios, los tres factores representarían respectivamente el 50%, el 10% y el 40% del nivel de felicidad de un individuo. Partiendo de que la felicidad de Amélie depende en un 40% de sus actividades intencionadas (por ejemplo, su decisión consciente de practicar regularmente actos bondadosos de manera creativa), no es ninguna sorpresa observar cómo estos comportamientos conllevan una serie de beneficios positivos en su vida, una especie de bola de nieve positiva que conecta todas sus áreas de felicidad en lo que se denomina “un ciclo autogenerador de cambios positivos”. Amélie cambia, por lo tanto, su destino, consigue ser más feliz y nos enseña, sobre todo, que quizás nosotros también podamos cambiar un buen trozo de nuestra felicidad.


FORTALEZAS PSICOLÓGICAS

#GENEROSIDAD #AMOR (AFECTIVO Y FAMILIAR) #VITALIDAD #ESPERANZA #CREATIVIDAD #SABIDURÍA #SENTIDO DEL HUMOR



Otras partes del Libro

Índice de películas

Prólogo María Guerra 

Prólogo Ana Férnandez

Introducción

Anexo:Claves filmoterapeuticas y fortalezas psicológicas


Categoría: Psicología a través del cine

Etiquetas: El libro de Filmoterapia

Etiquetas de cine: Análisis película, El libro de Filmoterapia

Más artículos de la misma categoría

6. MATAR A UN RUISEÑOR, 1962 (FILMOTERAPIA, 100 PELÍCULAS INSPIRADORAS)

Matar a un ruiseñor To Kill a Mockingbird 1962 – EE. UU. – 129 min. – Drama judicial DIRECCIÓN: Robert Mulligan REPARTO: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford, John Megna, Frank […]

8. DOGVILLE, 2003 (FILMOTERAPIA, 100 PELÍCULAS INSPIRADORAS)

Dogville Dogville 2003 – Dinamarca – 177 min. – Drama psicológico DIRECCIÓN: Lars von Trier REPARTO: Nicole Kidman, Paul Bettany, Lauren Bacall, Stellan Skarsgård, James Caan, Ben Gazzara, Harriet Andersson, Jean-Marc Barr, Patricia […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *