Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

La inteligencia emocional y el cine II (el liderazgo interpersonal)

La inteligencia emocional y el cine (el liderazgo interpersonal) Psicologos Coruña | Hodgson & BurqueContinuamos esta semana con nuestro especial sobre la Inteligencia Emocional (la primera parte aquí)  y hablamos en esta segunda parte de la  Inteligencia Social y nuestra capacidad de manejarnos emocionalmente con los demás de manera efectiva. 7 grandes films nos acompañarán durante este post para intentar comprender un poco mas que es la inteligencia social y como podemos trabajarla:

(Película con comentario en el blog de filmoterapia)

1. Mejor imposible (1997) de James L. Brooks Comentario, cine y terapia

2. Hijos de un dios menor (1986) de Randa Haines

3. Adiós muchachos (1988) de Lous Malle Comentario, cine y terapia

4. Los chicos del coro (2004) de Christophe Barratier

5. ¿Vencedores o vencidos? (1961) de Stanley Kramer

6. The goonies (1985) de Richard Donner

8. Gente corriente (1980) de Robert Redford Comentario, cine y terapia

(Para ir haciendo boca proponemos a continuación  un excelente documental sobre la educación emocional en un colegio de Japón y los impresionantes beneficios entres sus alumnos tras un año de curso.)

Si la inteligencia emocional se refiere a la capacidad para utilizar la propia información emocional de manera eficiente, la inteligencia social se refiere a la capacidad de comprender y apreciar los matices emocionales de una relación. Según Daniel Goleman todos estamos programados para conectar con el prójimo (es el diseño de nuestro cerebro el que nos hace profundamente sociales) por lo tanto una persona no será completa hasta que no desarrolle esta importante faceta: su interacción con los demás. La inteligencia emocional interpersonal (inteligencia social) determina nuestra capacidad para manejar las relaciones sociales de manera efectiva y consta de dos aptitudes: la empatía y las habilidades sociales. Hablaremos a continuación de estas dos aptitudes poniendo grandes ejemplos cinéfilos que nos pueden ayudar a comprender la importancia de este tipo de inteligencia.

1. La empatía o los beneficios de entender al otro

La empatía es una capacidad única del ser humano que nos permite captar la experiencia subjetiva de los demás, es decir, sus sentimientos, necesidades e intereses. La empatía va mas allá de la simple imitación física de los sentimientos ajenos para poder comprenderlos ,es una compleja sintonización emocional que marca el ritmo de la relación y que se erige sin duda como pilar indiscutible de las relaciones sociales.

La famosa frase de John Donne: «nunca preguntes por quién doblan las campanas porque están doblando por ti» (que inspiraría la obra de Hemingway “Por quien Doblan Las Campanas”), define a la perfección el núcleo del vínculo existente entre la empatía y el afecto, ya que si sentimos una emoción ajena como nuestra , seremos capaces de comprender e interactuar con la otra persona de manera mucho mas completa.

Vemos como la  empatía necesita previamente de una autoconciencia emocional, cuanto mas nos abramos a nuestras propias emociones, mayor será la destreza que tendremos en la comprensión de los sentimientos ajenos
Proponemos a continuación tres películas que nos pueden ayudar a comprender esta gran aptitud humana y sus componentes: comprender a los demás, ayudar a los demás a desarrollarse, una orientación hacia el servicio, aprovechar la diversidad y una visión cívica de la sociedad.

(En Mejor imposible, Jack Nicholson aprenderá a lo largo de la película a comprender las emociones ajenas asi como a ayudarles, desarrollando su empatía y venciendo sus distorsiones)

(En Hijos de un dios menor vemos dos visiones de la empatía, la que demuestra el profesor de lenguaje para mudos ante una alumna complicada, comprendiendola, ayudandola y orientandola; por otro lado asistirmos al desarrollo emocional de esta alumna a lo largo del film)

(Adios muchachos, una sincera, y emotiva pelicula sobre la empatía y la amistad en la infancia que nos demuestra los beneficios de comprender y ponerse en la piel de los demás)

2. Las habilidades sociales o como tratar con los demás

Las habiliades sociales se asientan en la empatía y su objetivo es conseguir inducir en los demás las respuestas que deseamos.  Se expresan básicamente en elementos tan importantes como:
- la influencia, que consiste en la implementación de tácticas efectivas de persuasión;
- la comunicación o la habilidad de escuchar abiertamente y trasmitir mensajes convincentes;
- la habilidad de manejar y resolver conflictos y desacuerdos;
- el liderazgo, que consiste en inspirar y guiar a individuos y grupos;
- la habilidad de catalizar y manejar los cambios;
- la de establecer vínculos y alimentar relaciones instrumentales;
- la colaboración y cooperación, que es la capacidad de trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos;
- y la habilidad del trabajo en equipo, que crea sinergia en la búsqueda de metas colectivas.

Las personas socialmente inteligentes pueden conectar fácilmente con los demás, son diestros en leer sus reacciones y sus sentimientos y también pueden conducir, organizar y resolver los conflictos que aparecen en cualquier interacción humana. Ellos son los líderes naturales, las personas que saben expresar los sentimientos colectivos latentes y articularlos para guiar al grupo hacia sus objetivos. Son el tipo de personas con quienes a los demás les gusta estar porque son emocionalmente nutricios, dejan a los demás de buen humor y despiertan el comentario de que «es un placer estar con alguien así».
Además de la empatía como substrato necesario, analizamos a continuación las aptitudes principales que componen las habilidades sociales:

-La organización de grupos: la habilidad esencial de un líder consiste en movilizar y coordinar los esfuerzos de un grupo de personas. Esta es la capacidad que se detecta en las personas que están al frente de organizaciones formales (cualquier tipo de organización ya sea pública o privada) y también de aquellas personas que dirigen grupos informales (el líder de un grupo del tipo que sea).

(En Los chicos del coro el profesor del coro es capaz de movilizar y alentar a los niños a su cargo gracias a una enorme inteligencia interpersonal que a su vez desarrollará la inteligencia emocional de varios de sus alumnos)

-La negociación de soluciones: el talento de los mediadores consiste en impedir la aparición de conflictos o en solucionar aquéllos que se declaren. Las personas que presentan esta habilidad suelen descollar en el mundo de los negocios, en el arbitrio y la mediación de conflictos y también pueden trabajar como intermediarios o como consejeros de empresa. También actúan como tales en los grupos informales.

(En Vencedores o Vencidos el juez Spencer Tracy tendrá que demostrar al máximo su inteligencia emocional al tener que juzgar a alemanes sospechosos de crímenes terribles tras la II guerra mundial en los juicios de Nuremberg)

-Las conexiones personales: esta habilidad también se asienta en la empatía y favorece el contacto con los demás, facilita el reconocimiento y el respeto por sus sentimientos y sus intereses y permite, en suma, el dominio del sutil arte de las relaciones. Estas personas saben «trabajar en equipo» y suelen ser consortes responsables y buenos amigos o compañeros de trabajo; en el mundo de los negocios son buenos vendedores o ejecutivos y también pueden ser excelentes maestros. Esta misma habilidad se muestra en los grupos informales.

(Los Goonies, un magnifico ejemplo del desarrollo de la conexión personal y la amistad a lo largo de las aventuras vividas por un grupo de niños y adolescentes)

-El análisis social: esta habilidad consiste en ser capaces de detectar e intuir los sentimientos, los motivos y los intereses de las personas, un conocimiento que suele fomentar el establecimiento de relaciones con los demás y su profundización. Quienes disponen de esta capacidad pueden llegar a ser terapeutas competentes o consejeros psicológicos o bien ser escritores muy dotados.

(En Gente Corriente, el psicólogo demuestra una excelente capacidad para intuir y profundizar en las emociones de un chico con graves conflictos familiares)

Hemos visto a lo largo de este post la importancia de la inteligencia social pero debemos puntualizar que estas habilidades interpersonales no pueden subsistir sin las intrapersonales; estas últimas son el cimiento de todo el edificio emocional y sin ellas todo el edificio se derrumba; sin un trabajo emocional personal lo que puede ser aparentemente un éxito social, no será mas que un camaleonismo social o pura apariencia, totalmente falto de autenticidad y que tarde o temprano será descubierto y desaparecerá por su artificialidad. Por lo tanto el orden de los factores si tiene en este caso importancia, primero debemos estar bien con nosotros mismos para luego estar bien con los demás.

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Comunicacion, Emociones negativas, Empatía, Equipo, Habilidades sociales, Inteligencia emocional

Etiquetas de cine: Especiales, Listas, Otros

Más artículos de la misma categoría

La inteligencia emocional y el cine

Esta semana comenzamos un especial dividido en dos partes sobre la Inteligencia emocional en el cine (ver la segunda parte aquí). En esta primera parte hablamos sobre la importancia de la IE y […]

Las fortalezas psicológicas de la justicia, por Sidney Lumet

“Donde quiera que se encuentre el prejuicio, siempre nubla la verdad.” (12 hombres sin piedad) Esta semana homenajeamos a Sydney Lumet en un post en donde explicaremos las fortalezas psicológicas de la justicia, […]

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *