Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

100 maneras de enriquecer y mejorar tu sexualidad (parte III)

Sexualidad

(Aquí tenéis todas las partes de nuestro especial sobre sexo:  primera segunda tercera y  cuarta)

51. Fabrica una cajita de los deseos (con que sea de cartón llega) y meted dentro en todos vuestros deseos sexuales en papelitos, que si un 69, que si un striptease, que si el otro haga de esclavo, que si un masaje…Luego cada x tiempo metéis la mano, sacáis un papel y a cumplir el deseo (obviamente nadie está obligado a nada)

52. Grábale un audio con cuentos eróticos para el móvil…Y si te parece un rollo o te vergüenza pues poneros los dos a inventaros un cuento con las cosas que más os ponen, hacer una especie de “ brainstorming” y a ver que sale. Podéis llegar muy lejos en el mundo de los relatos eróticos.

53. Negocia siempre. Esto del sexo es un ganar- ganar constante, un dar y recibir, un llegar a consensos, un saber ceder… si esto no ocurre y tienes la sensación de que siempre cedes para que el otro esté bien (en el sexo nunca hay sacrificios), plantéate elementos de la relación que a lo mejor no están del todo bien.

54. Visita una sex-shop (vale también por internet) y cómprate algo para ti. O para sorprender a tu pareja. O ir de compras los dos juntos. Que si un pincel muy fino para estimular su clítoris, que si lubricante, que si consoladores, que si unas esposas…

55. Si tenéis hijos no está mal de vez en cuando eso de mandar a los niños a casa de los abuelos o de amigos. Un “24 horas” solos (mínimo) es de lo mejor que hay para el sexo.

"Le prometí amor eterno y realmente así lo creí durante un par de horas." (Las Amistades Peligrosas/Dangerous Liaisons)

 

56. Prueba el sexo oral (que recordemos no significa sexo telefónico como pensaba un paciente en consulta hace tiempo). Tienes el cunnilingus, tienes el fellatio y tienes el 69. A cada cual más divertido. Y como siempre, si no te gusta y ya lo has intentado, no tienes por qué forzar nunca nada.

57. Sé feliz. Llénate de alegría, de ilusión, de emociones positivas. Haz cosas que te hagan feliz y si puedes compártelas con tu pareja. La felicidad enrique el sexo que no veas.

58. ¿Estáis en faena superexcitados con la caldera de la pasión a punto de explotar? En estos momentos no bien nada mal sacar un poco de cariñitos. No sabes lo bien que sienta. Una palabra de amor, un beso suave, un “te quiero” tierno, una mirada…

59. Abrazaros desnudos y quedaros un rato así, sintiéndoos el uno al otro. Sin más. Luego haced lo que queráis. Incluso podéis poneros a dormir.

60. El sexo es la delicada punta de un iceberg , debajo hay muchas cosas que las influye, cuida esas cosas y el sexo mejorará. Tu actitud ante la vida, tu nivel de felicidad, de estrés, de satisfacción, tus preocupaciones…Trabaja todo esto y si hay algo que te está atascando y no puedes con él, vete al psicólogo.

61. Leed a la vez una novela erótica, una revista, un cómic…hacerlo a la vez, regalaros ejemplares, comentar los pasajes o fotos que más os ponen. Reírse mucho está permitido también aquí.

62. Rompe con el clásico “Hoy no que estoy cansado/a”. Acuérdate de otro clásico que hemos tuneado para la ocasión: “En el comer y en el rascar (y en el sexo), todo es empezar”. Busca una postura cómoda, pon un poco de tu parte y a ver qué pasa: quien sabe si al final tienes energía para parar un tren.

(¿Un piano de por medio?…déjate llevar como Richard Gere y Julia Roberts en Pretty Woman)

63. Si tienes dudas, eres infeliz o sufres debido a tu vida sexual, acude a terapia.

64. Mastúrbate. Solo, en compañía, con pareja o sin pareja…Masturbarse es algo muy bueno pero como todo lo bueno en la vida, siempre de manera equilibrada.

65. Y ya que estás, normaliza la masturbación en la relación, comprende que la otra persona se puede masturbar y eso no quiere decir para nada que no tenga deseo por ti. Para acabar, si quieres sacar nota en este “Master de Masturbación” , enséñale a masturbarte y que te enseñe a ti.

66. Habla de sexo con tus amigos/as y contaros cosas. No sabes lo que te vas a reír e incluso, lo que vas a aprender y a relativizar (puedes sorprenderte como muchas de aquellas cosas que creías que solo te pasaban a ti también le pasan a otras personas)

(Por si no sabías que es un orgamo y tus amigos/as te lo tienen que contar…)

67. Más sobre conversaciones, habla de sexo con tu pareja, en el día a día y vuelve natural una de las cuestiones más innatas del ser humano. Que el hablar de sexo no quede solo para cuando estéis en la cama.
68. Mándale un mensaje o llámale a su trabajo y descríbele cómo vas vestido/a. O explícale lo que le harás cuando le veas. O cuéntale cómo quieres que te folle esta noche.

69. ¿Habéis probado el sado-maso light? Unos azotillos en el trasero, unas esposas, un pellizquito por aquí y por allá, un “obedece lo que digo”… No hace falta ser un pervertido para desear ser dominado. Siempre desde el acuerdo muto. Es una práctica más común de lo que parece.

70. No atenacéis el sexo en la relación con presiones o ideas irracionales que la vuelvan rígida, ideas como “Si no hacemos el amor es que no hay amor ni tenemos una relación ideal” “Tenemos que hacerlo siempre que alguno de los dos quiera” “Tenemos que hacerlo mínimo tres veces a la semana” “Si le digo que no me siento culpable” “Soy una mala pareja por no hacer lo que quiere” “Me siento terrible porque no llego siempre al orgasmo” “Ya somos mayores para cambiar nuestras viejas rutinas sexuales”….hablar de vuestros enfoques sobre el sexo e intentar cambiarlos por otroas más útiles y positivos para la relación.

71. ¿Llegan los invitados? ¿Tenéis 5 minutos antes de ir a trabajar?¿10 minutos antes de que lleguen los hijos del cole? Pue un polvo rápido, aunque no acabéis (si, en el sexo no hace acabar en orgasmo ni en “estar toda la noche” todo el rato, no es obligatorio). Sienta muy bien.

"El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír." (Woody Allen)

72. Comer del cuerpo del otro, puede ser de los genitales del otro o puede ser de otras partes: gelatina, sushi, crema de chocolate, fresas, caviar, incluso helado…el cuerpo humano es un sitio muy sensual para comer.

73. Cuidaros primero para vosotros pero luego para el otro. Lavaros los dientes, ducharos, poneros guapos,…un mínimo exigible siempre hay, luego se puede ir subiendo la nota del cuidado desde la comunicación y lo que le gusta a cada uno (a veces un perfume que creemos que es super sensual resulta que nunca le gustó a nuestra pareja pero no lo decía)

74. ¿Tenéis hijos o vivís con más gente?. Poner un pestillo a la puerta, que sin privacidad no se puede hacer nada de manera tranquila.

75. Uno vestido y el otro desnudo en plan sumisión. Uno vestido y otro acariciándolo hasta que tenga un orgasmo. Solo con bragas, con botas, con camiseta. Haciéndolo vestidos en plan como las películas…las combinaciones de los “ropajes” en el sexo son infinitas, pruébalas y hablar de cuales os gustan más.

 

Categoría: Felicidad & Bienestar

Etiquetas: Pareja, Sexo

Etiquetas de cine: Especiales

Más artículos de la misma categoría

Entrevista a Leticia Dolera y Manuel Burque (Requisitos para ser una persona normal)

Es la entrevista más especial que hemos realizado en filmoterapia, ¿la razón?,como si fuese el cuento de los cinco dedos de la mano: un hermano hace su primera película como actor, su hermana […]

Como limpiar las gafas de la infelicidad

Uno de los posts que más éxito han tenido en nuestro blog (y que usamos como punto de partida en muchas de las sesiones en terapia) fue aquel en el que hablamos de […]

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *