Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Trauma y terapia en Vals con Bashir (Ari Folman, 2008)

vals bashir1

«Quizá olvidemos el pasado, pero el pasado no nos olvida a nosotros».

Vals con Bashir es un documental bélico, biográfico y de animación dirigido por Ari Folman, quien con 19 años participó como soldado en la matanza de refugiados de Sabra y Chatila y en todas las consecuencias que enmarcaron la guerra del Líbano en los años 80. Ari Folman, más de 20 años después, se da cuenta de que no consigue recordar muchos fragmentos de esa guerra, y con ayuda de otros ex-compañeros de combate, la realización de esta película se convierte en una auténtica terapia para él, una directa exposición a todos esos estímulos subterráneos.

El ser humano puede llegar a crear mecanismos aparentemente muy inteligentes en situaciones extremas. Es lo que ocurre con los protagonistas de la película, y lo que puede ocurrir en muchos casos de ex-combatientes en general, y de personas que han sufrido  o presenciado accidentes, catástrofes, ataques personales, o malos tratos. Se bloquean recuerdos hasta conseguir olvidar momentos importantes. Realmente no es un olvido por falta de neurotransmisores, sino que la historia la situamos en otra parte del cerebro inaccesible (amnesias selectivas). Al poco tiempo del hecho dramático, esto puede suponer un alivio por su efecto protector, pero a largo plazo estamos impidiendo la expresión emocional.

bashir-03

A partir de los veteranos de la guerra de Vietnam, estos hechos se empezaron a estudiar y nominar como el conocido Trastorno por Estrés Postraumático, que sufre aproximadamente el 30% de los ex-combatientes de alguna guerra. Aún con ese «olvido», los afectados viven perseguidos por pensamientos y recuerdos persistentes y aterradores. Si nos empeñamos consciente o inconscientemente en soterrarlos, tendrán que salir por algún lado: los sueños, causados en este caso por un contacto duradero con la guerra, de forma que deja huella en las transmisiones neuronales. Y de ahí parte la película, de una pesadilla repetitiva, que va a ser la mecha en toda la historia, y es lo que causa el primer contacto entre Ari y su amigo Boaz con el fin de recuperar la realidad del pasado. Es por esto que «Vals con Bashir» recrea tan bien cada rasgo de cada persona, porque el director está haciendo un documental, no sólo de la guerra, sino de su propio trauma. Y a la vez le va a servir de acto de perdón y liberación, por toda esa culpabilidad que lleva dentro, no sólo por las personas a las que pudo matar con 19 años, sino por este olvido inintencionado que le lleva también a sesgar la realidad.

Qué expresividad la de los personajes, que aun siendo de animación, consigue describir tan precisamente desde una calada de un cigarro, hasta sus facciones experimentando recuerdos. Una acertada elección hacer este documental en forma de animación, para así recrear las pesadillas, que son el eje de la película, repetitivas, persistentes, terroríficas. Y ese mundo aparentemente borrado de la guerra, donde sólo se ven pinceladas, a veces falsas, en su intento de dar forma a la historia de una misión para el ejército israelí. La memoria y los sueños, cómo expresarlos en imágenes reales, posiblemente imposible. Es todo tan intangible, tan impreciso, que qué mejor forma, a brochazos irregulares, tal como podría ser un sueño.
Y esos brochazos son los que le dan nombre a la película, «Vals con Bashir», el recuerdo de un imaginario ritmo de disparos en vals, que hacía sonar el comandante en jefe y posteriormente presidente de Líbano, Bashir Gemayel.

Olga Burque (Filmoterapia)

SINOPSIS: Documental animado sobre la matanza de refugiados palestinos en Sabra y Chatila (Líbano) en 1982. Una noche, en un bar, un viejo amigo cuenta al director Ari que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Cada noche, el mismo número de animales. Los dos hombres llegan a la conclusión de que tiene que ver con una misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con el Líbano a principios de los años ochenta. Ari se sorprende ante el hecho de que no recuerde nada de ese periodo de su vida. Intrigado, decide ver y hablar con viejos amigos y antiguos compañeros dispersados por el mundo entero. Necesita saber la verdad acerca de ese periodo y de sí mismo. Ari escarba cada vez más y sus recuerdos empiezan a reaparecer mediante imágenes surrealistas…

«Es mi historia personal. La película empieza el día que descubrí que algunas partes de mi vida se habían borrado de mi memoria. Los cuatro años que trabajé en VALS CON BASHIR me provocaron un violento trastorno psicológico. Descubrí cosas muy duras de mi pasado y, sin embargo, durante esos cuatro años, nacieron mis tres hijos. Puede que lo haya hecho para mis hijos. Para que, cuando crezcan y vean la película, les ayude a saber escoger, a no participar en ninguna guerra…Si fuera un loco de la psicoterapia, diría que realizar la película me ha transformado profundamente» (fragmento de una entrevista a Ari Folman, el director).

vals_con_bashir1

Categoría: Films analizados

Etiquetas: Crecimiento personal, Culpabilidad, Estres postraumatico, Luchar contra uno mismo, Perdon

Etiquetas de cine: Cine de animación, Cine internacional, Dramas

Más artículos de la misma categoría

El proceso terapéutico en In Treatment (serie de TV)

Las series ayudan de forma especial a salirse de la realidad, a parar el tiempo, a crear otros universos y así distanciarse de uno mismo..dibujos animados, comedias de situacion, intrigas, incluso formatos más […]

Aprendiendo a ser libre en Vivir para gozar (George Cukor, 1938)

Podemos decir que actualmente gozamos, desde el punto de vista psicológico, de la mayor libertad individual en la historia de la humanidad (al menos en las sociedades más avanzadas). Podemos pensar como queremos, […]

3 comentarios

  1. ¡Hola! En estos momentos tenemos en nuestra asociación un ciclo de cine de animación, donde proyectamos el pasado domingo la película Vals con Bashir, muy interesante la crítica, y la página, animo con el trabajo que estáis realizando, seguiremos visitándoos.
    Os dejo la dirección de nuestro blog: danostiempo.blogspot.com por si os queréis pasar alguno de nuestras actividades. También os animamos a que nos propongáis algún ciclo de cine interesante.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *