Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

¿El «secreto» de la felicidad? Crítica al libro de Rhonda Byrne (II)

¿El "secreto" de la felicidad? Crítica al libro de Rhonda Byrne. Hodgson & Burque | Psicologos Coruña  Continuamos con nuestro especial de dos partes sobre la autoayuda y el pensamiento positivo. Hoy analizamos el documental (y libro) El Secreto de Rhonda Byrne, la cara mas conocida de este tipo de planteamiento. Que lo disfruteis (la primera parte aquí)

(En este video, Rafael Santandre, autor de «El arte de no amargarse la vida» y muy crítico con el libro de Rhonda Byrne, nos habla de la felicidad)

Normalmente cuando pensamos en actitudes negativas ante la vida enseguida nos vienen a la cabeza los pensamientos negativos o pesimistas pero hay que tener en cuenta que existen otras ideas irracionales que nos impiden estar bien  y que no solemos tener en cuenta como el victimismo, la anticipación negativa, la necesidad de aprobación o el perfeccionismo. Si solo consideramos al negativismo como la única actitud errónea entonces pensaremos que la única manera de ser feliz es siendo mas positivo. De esta manera corremos el riesgo de distorsionar el positivismo, destruir sus beneficios  y convertirlo en  una especie de optimismo mágico, una actitud igual de peligrosa que el pesimismo puesto que puede provocar un ilusión irreal de control en la vida, un desanimo extremo cuando no conseguimos lo que buscamos y una fuerte sensación de culpa al no poder con el mundo.

Esta simplificación del negativismo es el punto de partida de El Secreto, un documental que se centra en el pensamiento positivo y sus innumerables beneficios como clave absoluta de la felicidad. Es cierto que elementos como la visualización positiva y las autoafirmaciones funcionan en nuestras vidas pero con eso no llega, si solo nos dedicamos a trabajar esos aspectos corremos el riesgo de acabar en una sensación irreal de control en nuestra vida de consecuencias muy negativas.

Siempre digo que el trasfondo de El Secreto se basa en un punto clave del ser humano: “somos lo que pensamos”. Es verdad que todo depende de nosotros pero en este documental se distorsiona y simplifica este concepto de manera bastante peligrosa hasta llegar al optimismo mágico o irreal. Nos hablan del éxito en el trabajo o de conseguir lo que queramos en la vida pero se olvidan de aquellos problemas que realmente no podemos cambiar y que solo mediante la aceptación lograremos superar (es curioso pero la  palabra aceptación no se utiliza en ningún momento durante el documental). La sabiduría es la capacidad de cambiar lo que podemos cambiar, aceptar lo que no podemos y distinguir lo uno de lo otro y de esto no se habla en el documental. Cuando estoy en consulta me gusta hablar del realismo positivo, es decir integro a esta positividad que tanto insiste El Secreto un complemento maravilloso: el realismo. No solo es importante ser positivo sino que antes debemos hacer análisis de la realidad fundado, objetivo y sin distorsiones  para así poder elegir las mejores soluciones, incluida la opción de que no hay soluciones, es decir aceptar.

El Secreto huye de la aceptación como parte indisoluble de la felicidad pero también lo hace del pensamiento crítico o escepticismo, una fortaleza necesaria para analizar nuestra realidad y afrontarla con más información. Si aceptamos una sola realidad (la que nos impone el documental a través de la Ley de la Atracción) estamos provocando lo contrario de lo que nos dicen, ya que no dependeremos de nosotros sino de las claves o secretos que nos dan para ser felices. Es mas, da la sensación de que de alguna manera te dicen: “si no cambias es por tu culpa, el sistema es perfecto, lo imperfecto eres tu” y esto puede convertirse en una manera de control por parte del sistema. En nuestra sociedad existen elementos socioeconómicos que por mucho que pensemos en positivo nunca cambiaremos, podremos aprender a analizarlos y a luchar por un cambio real de estos factores (si así lo decidimos) pero siempre aceptando hasta donde podemos llegar.

El documental también tiene otros elementos beneficiosos para nosotros como la autoestima, la relajación o la esperanza, fortalezas indiscutibles que nos hacen más felices, pero de nuevo, con esto no llega. Podríamos decir que con esto tenemos una parte del trabajo pero nos falta la lucha contra otras actitudes erróneas a través de fortalezas como la persistencia, el trabajo en equipo, el sacrificio, el altruismo, vivir el presente o la perspectiva de vida que no se mencionan en ningún momento en El Secreto.

Por ultimo  recordar que cada cultura tiene una visión y esquema del éxito diferente, Estados Unidos es la creadora y exportadora del 90% de los libros de autoayuda y su definición de lo que es el éxito en la vida no es lo mismo que en otros países. Para la cultura americana el éxito es consecuencia del trabajo individual, el optimismo o la autoestima. Unas metas y fortalezas loables pero que debemos analizar con el prisma de nuestra sociedad porque si no podemos correr el riesgo en fracasar. En países como España hay otros elementos como el grupo, la pasión  o disfrutar el momento que debemos tener en cuenta. No hay ninguna mejor que otra, solo debemos tener la capacidad de elegir nosotros, desde la proactividad y el poder como personas.

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Actitudes negativas, Optimismo, Pensamiento crítico, Pensamiento positivo, Recursos psicológicos

Etiquetas de cine: Citas, Documentales, Especiales, Otros

Más artículos de la misma categoría

¿El «secreto» de la felicidad? Crítica al libro de Rhonda Byrne (I)

Pensamiento positivo a todas horas, alcanzar metas como si no hubiese un mañana, pseudoespiritualidad, éxito y más éxito, pseudocientifismo, pócimas secretas de la felicidad…ingredientes que se repiten una y otra vez en muchos […]

16 maneras de mejorar tu sentido del humor

Uno de los mayores placeres para cualquier ser humano es reírse. En filmoterapia ya hemos hecho un especial sobre la risa, sobre sus beneficios y virtudes pero esta semana queremos proponer como mejorar […]

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *