Posts Tagged ‘Actitudes negativas’

¿Eres un perfeccionista o un optimalista en la vida?

Jueves, junio 19th, 2014


Perfeccionismo1

“Creo que el perfeccionismo está basado en la creencia obsesiva de que si corres con suficiente cuidado, pisando cada escalón perfectamente, no tendrás que morir. Lo cierto es que morirás de todos modos y que muchas personas que ni siquiera miran sus pies lo van a hacer mucho mejor que tú, y lo pasarán mucho mejor mientras lo hacen.” Anne Lamott (escritora y novelista estadounidense)

Muchas personas se creen que lo contrario al perfeccionismo es ser un vago, un indolente, un chapuzas, un pasota o un irresponsable. Y nada mas lejos de la realidad, lo contrario a un perfeccionista es ni más ni menos que un optimalista. Una palabra que ya de entrada nos suena muy bien y que intentaremos explicar en el post de esta semana en contraposición al perfeccionista. Además romperemos esa idea que tenemos en mente de que alguien perfeccionista siempre es alguien muy ordenado o incluso obsesivo en el trabajo o en su casa. El perfeccionismo va mucho más allá e incluye muchas actitudes con nosotros mismos, con los demás o con la realidad que nos rodea. Por último desmitificaremos la parte buena que todos creemos que tiene el perfeccionismo, un punto débil que todos ponemos en las entrevistas de trabajo porque sabemos que en el fondo es bueno y que nos va bien con ella. Espero que os aporte y que disfrutéis de manera muy optimalista de este post.

Para aprovechar aún más este post, os recomendamos por cierto leer este artículo sobre los “deberías”, el ingrediente fundamental de todo perfeccionismo que se precie.

perfeccionismo

DOS MANERAS MUY DIFERENTES DE ENFOCAR UNA META

“El camino hacia el éxito consiste en duplicar tu tasa de error.” Thomas J. Watson

 

Los perfeccionistas y los optimalistas no se diferencian necesariamente en sus metas u objetivos. Ambos pueden tener los mismos niveles de pasión, competitividad, ambición, responsabilidad, retos o ideales fuertes. La diferencia se encuentra en como cada uno aborda el proceso de conseguir sus metas. El optimalista empieza siempre por el principio, aceptando que no va a ser todo camino de rosas, con una capacidad de disfrutar de aquello que hace y aprendiendo continuamente de los errores. Nada que ver con el perfeccionista, que intenta empezar por el final (y encima por un final que tiene que ser perfecto), con un enfoque rígido, nada motivante y que provocará que huya de los errores como si del demonio se tratase.
Dejamos al escritor y profesor de Harvard, Tal Ben- Shahar ( y del que ya comentamos su libro sobre el perfeccionismo)  que nos explique con sus palabras la diferencia entre el optimalismo y el perfeccionismo:

“Para el perfeccionista el fracaso no tiene cabida en el trayecto hasta la cumbre de la montaña; el recorrido ideal hacia sus objetivos es el mas corto, el mas directo, una línea recta. Todo lo que le impide su progreso hay su ultima intención se considera un obstáculo inoportuno, un obstáculo en su camino. Para el optimalista, el fracaso constituye una parte inevitable del viaje de donde quiere estar a donde quiere llegar. Considera que el recorrido optimo no es una línea recta, sino algo mas parecido a una espiral ascendente, que tiende hacia su objetivo pero con pasos hacia a tras y desvíos.”

ddddd

ACEPTAR vs. NO ACEPTAR

“El perfeccionismo no es una búsqueda de lo mejor. Es perseguir lo peor de nosotros, la parte que nos dice que nada de lo que hagamos será nunca lo bastante bueno.” Julia Cameron.

Otra diferencia fundamental entre el optimalista y el perfeccionista es que el primero acepta la realidad y el segundo lo rechaza. Por eso se suele decir que los perfeccionistas no aceptan alguna de las siguientes cuatro cosas (o las cuatro a la vez, algo que es muy habitual porque son 4 aspectos que están muy relacionados entre si):

1. Los perfeccionistas no aceptan los errores o fracasos (ya sean pasados, presentes o futuros)

El perfeccionista espera que su camino hacia su meta sea directo, tranquilo y libre de obstáculos. Cuando inevitablemente comprueban que las cosas no son como deberían de ser (cuando fracasa en un tarea o cuando las cosas no son como esperaba) se produce un choque entre la realidad y la fantasía de cómo deberían de ser las cosas. Es entonces cuando el perfeccionista se siente extremadamente frustrado y tiene dificultades para salir adelante. Mientras que le perfeccionista rechaza el fracaso, el optimalista lo acepta como una parte natural de la vida y como una experiencia absolutamente ligada al éxito.

Los ejemplos aquí son infinitos, podemos hablar de errores tan pequeños como muy mal por no haber llamado a alguien por su cumpleaños hasta tener una depresión por fracasar en una relación afectiva. Uno también puede tener demasiada ansiedad respecto a errores en el trabajo, en cualquier tipo de aprendizaje ( ej, aprender a tocar la guitarra) o en las relaciones interpersonales. Incluso podemos tener mucho miedo a errores futuros( como la viñeta siguiente del personaje de Felipe en Mafalda) La vida está llena de errores y no ser capaces de afrontarlos y aceptarlos nos aboca directamente hacia el fracaso.

f6

 

2. Los perfeccionistas no aceptan los éxitos

El perfeccionista tampoco estará satisfecho con sus logros o éxitos y por lo tanto nunca los aceptará. Esto ocurre debido que si uno se marca objetivos y expectativas absolutamente imposibles de alcanzar provocará que nunca le satisfará nada de lo que consiga. El optimalista también se marca objetivos muy altos pero sus objetivos resultan factibles porque son realistas y va pasito a pasito. Cuando da un pasito y cumple sus objetivos, acepta ese éxito y se toma el tiempo necesario para saborearlo y disfrutarlo al máximo.

Por ejemplo, un perfeccionista puede haber avanzado mucho en su clase de guitarra y no ser capaz de verlo puesto que se centra constantemente en todo lo que le falta para llegar a ser perfecto. Tarde o temprano llegará a desmotivarse y a ser tal la presión que corre el riesgo de finalmente dejar la clase. Un optimalista vería y aceptaría cada paso que de con la guitarra, disfrutando plenamente de la clase, motivándose muchísimo y llenándose de mucha ilusión con el futuro.

felipe73. Los perfeccionistas no aceptan la realidad

Los perfeccionistas rechazan las limitaciones y dificultades del mundo real y lo sustituyen por un mundo de fantasía de cómo debería ser las cosas. Los optimalistas aceptan la realidad y a partir se mueven constantemente.

Imaginemos que nos vamos de vacaciones a una playa paradisíaca durante una semana y resulta que hace mal tiempo, un perfeccionista estaría toda la semana enfadado o amargado al no aceptar esta circunstancia inesperada y seguramente cuando le preguntasen al llegar de sus vacaciones diría que fue una semana horrible. Un optimalista aceptaría esta circunstancia lo antes posible y comenzaría a ver que opciones tiene, al llegar de vacaciones diría que las vacaciones fueron maravillosas porque aprendió a bucear gracias al mal tiempo.

mafalda_felipe_280x300

4. Y no aceptan sus propias emociones negativas

Según Tal Ben Shahar: “Las emociones negativas constituyen una parte inevitable de la experiencia como seres humanos, por lo tanto si las rechazamos, es como si estuviéramos negando una parte de nuestra humanidad. Para vivir una vida plena y gratificante (una vida feliz), tenemos que permitirnos experimentar toda la gama de emociones negativas. En otras palabras, tenemos que concedernos permiso para ser humanos”. Muchos perfeccionistas no se permiten enfadarse, agobiarse o desanimarse y eso en si les generará paradójicamente muchas mas emociones negativas de las que tenían inicialmente .El optimalista acepta sus emociones negativas, se comeprende e intenta buscar recursos constructivos para sentirse mejor.

Un ejemplo clásico aquí podría ser el hecho de hablar en público, una situación que suele generar mucha ansiedad a algunas personas. Un perfeccionista no se permitiría estar nervioso (al verlo como un signo de debilidad por ejemplo) provocando que su nerviosismo se multiplique y corriendo el riesgo de bloquearse finalmente en su discurso. Un optimalista comprende sus nervios, los acepta e incluso es capaz de expresarlos en público, algo que le ayudará a gestionar sus niveles de ansiedad y rendir mejor en su discurso.

Frases de cine inspiradoras, Batman

 

PERFECCIONISTA vs. OPTIMALISTA

“Mejor hacer algo imperfecto que no hacer nada sin falta alguna.” Robert Schuller.

Veamos a continuación 12 elementos clave que definen a los perfeccionistas para luego contraponerlos con los del optimalista. Al leerlos vemos como es mucho mejor dejar de ser de una vez una perfeccionista en la vida y pasarse al bando de los optimalista.

Perfeccionismo5
12 CLAVES DEL PERFECCIONISTA

1. Transforman sus elecciones personales, deseos o preferencias en absolutos universales. La consecuencia son los famosos “debería”, enfoques de la realidad y de sus metas absolutamente rígidas, dicotómicas e irreales
2. Se crean la fantasía de que el camino a su meta debería una línea recta perfecta, sin errores ni problemas.
3. En cuanto descubren que la realidad no es como debería ser, suelen enfadarse, agobiarse, desgastarse…además posponen constantemente los primeros pasos hacia su meta o incluso corren el riesgo de bloquearse y dejarlo todo.
4. Se fijan modelos y objetivos personales irrealmente altos.
5. Viven más de la presión de no cometer errores que de la motivación de conseguir éxitos, algo que sin duda repercutirá en su autoestima.
6. Se centran en lo que no tienen (y lo que no consiguen) y tienen un punto de vista selectivo que se fija en pequeños defectos y errores, más que en sus progresos o logros en conjunto.
7. Piensan mucho más en el destino que en el propio viaje, provocando que apenas vivan su presente y estén constantemente anticipándose al futuro (preocupados por si no logran su objetivo)
8. Adoptan una actitud muy huidiza y defensiva ante los errores. Les cuesta aprender de ellos porque cualquier error es visto como algo terrible.
9. No son nada prácticos porque se centran mas en el problema (lo que les falta para conseguir lo que debería ser) que en las posibles soluciones ante el problema.
10. Al estar tan pendientes de los posibles errores, no suelen disfrutar para nada del proceso
11. Debido a todo lo anterior suelen tener una carga demasiada alta de emociones negativas (ansiedad, miedo, enfado)
12. Es muy difícil que tengan éxito. Puesto que vivimos en un mundo imperfecto, una persona que se esfuerza por la perfección tiene asegurado el fracaso.

optimalismo5

12 CLAVES DEL OPTIMALISTA

1. No se basan en absolutos universales sino en sus elecciones personales, deseos o preferencias. Una actitud que les genera enfoques muy flexibles, realistas y con multitud de opciones respecto a sus metas
2. Son muy realistas y no se crean ninguna fantasía de cómo debería ser el camino a su meta.
3. Como ya desde el comienzo aceptan su realidad (errores, problemas, dificultades…), dedican toda su energía en planificar e ir dando pasos en pro de sus metas
4. Se fijan modelos y objetivos personales altos o muy altos pero alcanzables paso a paso
5. Viven más de la motivación de conseguir éxitos que de la presión de no cometer errores, algo que sin duda reforzará su autoestima.
6. Se focalizan mucho en lo que tienen y consiguen y poseen una mayor perspectiva y motivación al centrarse mucho más en sus progresos o logros en conjunto que en los pequeños errores o defectos.
7. Piensan mucho más en el viaje que en el destino, eso les permite vivir al maximo su presente y llegar a fluir en lo que hacen.

8. Adoptan una actitud muy constructiva respecto a los errores y no les cuesta nada aprender continuamente de ellos porque el fracaso o error es visto como algo necesario y vital para su aprendizaje, crecimiento y el exito
9. Son muy prácticos porque se centran mas en las soluciones posibles que en el problema en si.
10. Al vivir más el presente suelen disfrutar mucho con el proceso y rendir con lo que hacen.11. Aunque puedan tener emociones negativas suelen tener un balance emocional positivo, (un motor poderoso para seguir hacia delante en sus metas).
12. Suelen tener éxito. Puesto que vivimos en un mundo imperfecto, una persona que acepta este mundo imperfecto y se mueve constantemente en busca de opciones tiene asegurado el éxito.

(Para acabar os dejamos con una película que representa muy bien, incluso hasta niveles muy extremos lo perjudicial del perfeccionismo en la vida de las personas, Cisne Negro)

(…Y otra que muiestra como una persona es capaz de dejar atrás sus perfeccionismos y volverse un optimalista, El Discurso del Rey)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest

Los “debería”, los obstáculos más grandes de nuestra vida

Martes, mayo 6th, 2014

Los "debería", los obstáculos más grandes de nuestra vida. Hodgson & Burque | Psicologos Coruña

Esta semana vamos a ver uno de los ingredientes más importantes de nuestros enfados, desánimos, bloqueos o frustraciones innecesarias. Una manera muy peculiar que tenemos de hablarnos a nostros mismos y que forma parte de casi todas las actitudes negativas o ideas irracionales. Un palabreja que muchas veces nos bloquea, nos quita poder en la vida y nos genera emociones negativas desproporcionadas.. Hablamos de los “debería”(los “tengo que”, “tendría que”,”tiene que”….)

¿QUE SON LOS DEBERÍA?

Para comprender un poco más lo que significa este ingrediente tan negativo de nuestro pensamiento os dejamos con esta muy buena definición del libro Venza Sus Temores (Reneau L. Peurifoy):

El pensamiento debería/debo se refiere a la transformación de elecciones personales, deseos o preferencias en absolutos universales. Esto se hace normalmente al pensar en palabras y frases tales como «debería», «debo», «es necesario» y «tengo que». Cuando usted utiliza el pensamiento debería/debo tienden a ocurrir tres cosas. Primero, centra su atención en los aspectos no deseados de un problema y en la molestia que está experi­ mentando, más que en encontrar soluciones posibles. Segundo, tiende a desperdiciar tiempo y energía criticando y condenando a la persona o cosa que está quebrantando la norma debería/debo. Tercero, pierde algún contacto con la realidad cuando entra en el mundo de la fantasía de cómo «deberían» ser las cosas.

3 consecuencias típicas de los debería. Hodgson & Burque | Psicologos Coruña

UN EJEMPLO DE “DEBERÍA”

Una noche, Donna tuvo una experiencia que ilustra estos tres aspectos de pensamiento debería/debo. Mientras se dirigía a casa de una amiga para una cena informal quedó atrapada en un atasco de tráfico. Debido a que Donna tenía la norma: «Siempre debo llegar a tiempo», reaccionó con el siguiente autodiscurso: «¡Oh, no! No llegaré a tiempo. No puedo retrasarme. ¡Es terrible! Debo llegar a tiempo». La norma debería/debo de Donna creaba la creencia falsa de que sólo existía una posibilidad en esa situación. Donna tenía que llegar a tiempo. Nada más era aceptable. Esto mantuvo su mente centrada en_ los aspectos no deseados de un acontecimiento que no tenía poder de predecir o impedir. Era incapaz de adoptar un enfoque de solución del problema, considerando los modos prácticos y positivos de abordar la dificultad del atasco de tráfico.
Pronto, Donna se encontró reprobando a la persona que quebrantó la norma debería/debo, en este caso ella misma. «Chica, has fallado. Ni siquiera consigues llegar a tiempo a una simple cena. Deberías saber que tenías que salir antes.» También dedicó tiempo a reprobar a las personas y acontecimientos que contribuyeron al problema: «Estúpidos conductores. ¿Por qué la gente no conduce como se supone que debe hacerlo? ¿Y por qué no pueden hacer algo con esta carretera?». Puesto que la mayoría de las normas debería/debo como ésta proceden de la infancia, Donna, como muchas personas, encontró que su autodiscurso sonaba como un padre crítico interno. Cuando usted dice que algo debería o debe existir y realmente no existe, en alguna medida p1erde el contacto con la realidad y entra en un mundo de fantasía. La fantasía Donna juzgaba que no había ningún sustituto para llegar a tiempo. En el mundo real, de vez en cuando iba a llegar tarde. Cuando la realidad se impuso a la fantasía de Donna, la mujer experimentó una tremenda ansiedad junto con resentimiento hacia alguien o algo, que la demoró aún más. Incluso se encontró conduciendo con imprudencia, arriesgando su vida, su automóvil y las vidas de los demás conductores. Como llegó tarde, Donna se castigó con la autorreprobación por quebrantar su norma debe-
ría/debo.

Del libro Venza Sus Temores (Reneau L. Peurifoy)

Dustin Hoffman,  frases inspiradoras.  Hodgson & Burque | Psicologos Coruña

12 CONSECUENCIAS MUY NEGATIVAS DE LOS “DEBERÍAS”

La verdad es que tdoos tenemos algún “debería” por ahí colgando en nuestra vida, además tan integrados en nuestro discurso automático que no nos damos cuenta de las consecuencias tan negativas que genera. Para comenzar a ser conscientes de este tipo de lenguaje veamos a continuación 12 consecuencias nada positivas del hecho de hablarse a través de los deberías/debo/tengo que:

1. Provoca que analicemos la vida en términos de todo/nada, bien/mal, blanco/negro… (por ejemplo, o tengo una novia o todo lo demás es un desastre). Eso provoca que en nuestra paleta de colores al analizar la vida solo haya blancos y negros, una fantasía muy negativa que nos puede hacer mucho daño. La vida no es ni negra ni blanca, está llena de millones de colores ( o grises, como querais decirlo)

2. “Tenía que haberlo llamado, pero no lo hice,¿por qué no se me ocurrió hacerlo?, que desastre porque debería haberlo hecho, pero no lo hice, ,¿como pude olvidarme?, no valgo para nada…” Cuando pensamos en términos de “debería” creamos una especie de cortocircuito en nuestro cerebro que hace que pensemos en círculo sin que nunca se encienda ninguna “bombilla” en nuestro cerebro. Es lo que yo llamo de broma “poner la lavadora” y que es también conocida como “rayarse”, “comerse la cabeza”, “rumiar”, “disco rayado”, “darle vueltas a todo”. En psicología se llama interrogatorio circular y aparte de que nunca salimos de un bucle que puede ser infinito tampoco encontraremos soluciones, opciones o alternativas a nuestro problemas.

3. A nivel personal muchas veces sufriremos un enorme desgaste para conseguir las cosas que “tenemos que hacer” ( por ejemplo hacer las cosas perfectas en el trabajo). Y otras muchas veces (la mayoría de ocasiones) será tan grande la apuesta que nos marque nuestro” debería” que lo pospondremos (ya iré a correr, ya llamaré a la chica que me gusta…), nos bloquearemos (no puedo ir al examen, seguro que suspendo) o nos lamentaremos por no hacerlo (tenía que haber estudiado más, que desastre..)

4. Viendo todo esto, nuestra autoestima puede salir muy mal parada al llegar a insultarnos por no hacer lo que deberíamos hacer ( (Mira que no llamar a la chica que te gusta, no vales para nada),  tener sensación de falta de control (no puedo con todo) o de nunca alcanzar nuestras metas (siempre estoy posponiendo todo y nunca hago nada en mi vida).

5. Centramos nuestra atención en los aspectos no deseados del problema y en la molestia que estamos experi­mentando, más que en encontrar soluciones posibles.(Que asco de día, mira que estar lloviendo)

6. Perdemos algún contacto con la realidad cuando entramos en el mundo de la fantasía de cómo «deberían» ser las cosas…pero no lo son. (Debería de hacer buen tiempo,¿por que no hace buen tiempo?)

Ejemplos de ideas negativas.  Hodgson & Burque | Psicologos Coruña
7. Tendemos a a desperdiciar tiempo y energía criticando y condenando a la persona o cosa que está quebrantando la norma debería/debo (nosotros, los demás, la mala suerte…)
8. A nivel emocional la consecuencias son muy evidentes, los niveles de ansiedad pueden llagar a ser desorbitados al no conseguir lo que “tendríamos que conseguir pero no conseguimos” y además al notar que no depende nada de nostros y que nunca controlamos nuestra vida, el riesgo del desánimo o incluso una depresión es muy alto.

9. Cuando analizamos nuestro pasado en términos de debería, solo conseguiremos un gigantescos niveles de culpabilidad al machacarnos por no haber conseguido lo que teníamos que haber conseguido. Además no aceptamos lo ocurrido (los debería bloquean los procesos de duelo), no analizamos bien el posible error y nunca aprenderemos. (Me siento muy culpable porque tenía que haberla felicitado su cumpleaños)

Ejemplos de ideas negativas.  Hodgson & Burque | Psicologos Coruña

10. Por otro lado si enfocamos la realidad a través de los debería generaremos unos niveles de frustración, enfado, ansiedad o desánimo desorbitados que nos harán muy infelices (Vaya atasco, no llegaré a tiempo a la reunón. Me estoy poniendo muy nerviosa)

11. Si vemos a los demás desde el prisma de cómo deberían ser o comportarse, estaremos abocados a un enfado y decepción constante con ellos y nuestras relaciones afectivas pueden verse muy dañadas.(Mira que no felicitarme en mi cumpleaños, me ha decepcionado)

12. En resumen, los debería son el germen de los perfeccionsimos (como debríamos hacer las cosas), de la culpabilidad ( como deberíamos haber actuado), de las frustraciones extremas (como debería ser la realidad)o de casi todos los enfados con los demás (como debería él haberse comprtado).

Frases de cine inspiradoras. Hodgson & Burque | Psicologos Coruña

UNA PRACTICA PARA TRABAJAR TUS DEBERÍAS
Como hemos ido viniendo explicando en los posts anteriores, los “debería/debo” forman parte de nuestra manera de interpretar la vida y por lo tanto se pueden reestructurar y modificar. Os proponemos a continuación una interesante practica para trabajar vuestros deberías. Durante unos días intenta ser consciente de tus normas personales debería/debo/tengo que. Para ello escribe en una libretita cada vez que te encuentres o te sorprendas pensando o diciendo alguna frase que contenga la palabra o la idea “debería “debo o tengo que”.
Los debería en nuestra vida pueden ser desde los aspectos más vitales hasta las cosas más nimias y concretas, por eso os dejamos una pequeña lista de debería típicos para que los veais y reflexionesis si los teneis.

“Para ser feliz debería tener una pareja, ganar mucho dinero, un coche, una familia, un Iphone… ”
“Tengo que cambiar mi vida, si no todo será un desastre”
“Debería tener siempre salud, juventud, trabajo…para mi y para los demás”
“No debería haberme ocurrido lo que me pasó en el pasado”
“Me salió bien el cuadro, trabajo, postre, reunion…pero tenía que haberlo hecho perfecto”
“Digo a los demás como deben comportarse y eso suele crearme problemas en las relaciones”
“Está mal pensar primero en uno mismo, pensar así es muy egoísta.”
“Me enfado con los demás cuando no hacen bien las cosas
“Soy muy perfeccionista en todo lo que hago, con todo el desgaste y falta de eficacia que eso conlleva (incluso a veces dejo de hacer las cosas por miedo a no hacerlas bien
“Tengo que sacrificarme siempre por los demás.”
“Tengo que agradar y caer bien a todo el mundo.”
“Nunca debería enfadarme”
“Debería ser feliz”
“Las cosas tienen que estar bien hechas y lo que está bien, está bien, y que lo que está mal, está mal, y ya está”
“No debería haber tanta injusticia en el mundo”
“Debería disfrutar siempre y nunca agobiarme”
“No tenía que haber cometido aquel error en mi vida”
“Debería ser mas guapo, alto, delgado…”
“Pepito no debería haberse comportado así conmigo”
“Tengo que tener éxito en mi vida”
“Tengo que ir a correr, adelgazar , empezar a estudiar…”

Recuerda también que los “debería” están detrás de cada vez que uses términos extremos (todo/nada), caigas en el“disco rayado”, pospongas decisiones importantes en tu vida o generes emociones negativas constantes y demasiado intensas.

Después de unos pocos días, repasa tu lista e intenta pasarle a cada debería los filtros que vimos el otro día. Finalmente toma una decisión consciente acerca de si quieres mantener, cambiar o eliminar cualquiera de las normas que has estado siguiendo hasta ahora (en el post del otro día ponemos varios ejemplo). A partir de ese momento, cada vez que te encuentres diciendo, pensando o basando tus acciones en una norma que quieras eliminar, párate un momento e intenta cambiarlo por aquella frase que has decidido poner en vez.

 

(En el famoso libro “Quien se ha llevado mi queso”, no proponen una excelente metáfora de como los “debería” pueden bloquearnos en la vida y como ser capaces de romperlos)

Ya para acabar ponemos el ejemplo de Donna,una chica que al principio de nuestro post veíamos como sufría por llega tarde a los sitios. Veamos como tras trabajar con los filtros ha ido cambiando su manera de pensar y lo comprueba al volverse a enfrentar a una situación parecida (del libro Venza Sus Temores de Reneau L. Peurifoy):

Donna volvió a encontrarse en un atasco de tráfico. Esta vez sucedió mientras conducía en dirección al trabajo. Como suele ocurrir, su primer impulso fue el de reaccionar con su vieja pauta de pensamiento debería/debo. No obstante, ahora reconocía que estaba haciendo y utilizando el siguiente autodiscurso racional para desafiar las viejas pautas.

«Un momento. Aquí estoy otra vez inquietándome por llegar tarde cuando no hay nada que pueda hacer al respecto. Me gusta llegar a tiempo No obstante, no hay ningún modo de poder hacerlo hoy. Mi jefe entiende los problemas con el tráfico en la ciudad y realmente no importa si de vez en cuando llego un poco tarde. De hecho, él a menudo se queja respecto de este mismo tramo de carretera. Parece que sólo llegaré con diez minutos de retraso y es la única vez que he llegado tarde este año. Cuando llegue al trabajo explicaré lo que ha sucedido Ahora vamos a relajamos y a escuchar la radio, y llegaré al trabajo tan pronto como pueda.

Por Jaime Burque

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest

Como trabajar (y mejorar) nuestra actitud ante la vida

Martes, abril 29th, 2014

Como cambiar y mejorar nuestros pensamientos. Psicologos Coruña | Hodgson & BurqueMientras que la semana pasado hablamos de mo generamos nuestras emociones (y del enorme poder que tenemos para cambiarlas), esta semana hablaremos de esas suciedades de nuestras gafas que tanto nos impiden ser felices, veremos que tipos de pensamientos negativos solemos tener e incluso intentaremos practicar a limpiarlas.

APRENDIENDO A FILTRAR NUESTROS PENSAMIENTOS

Para explicar mejor lo que vamos a ver, proponemos una interesante metáfora, hoy vamos a aprender a filtrar nuestros pensamientos como si de agua se tratase. Reuniremos en primer lugar todos los utensilios que usaremos en nuestro particular laboratorio para luego coger nuestros pensamientos y filtrarlos. De esa manera, todos aquellos pensamientos negativos, desadaptativos o poco eficaces se quedarán atorados en estos filtros mientras que aquellos pensamientos sanos, adaptativos o eficaces para nosotros pasarán sin problema. Es como si filtrásemos un tipo de agua que tiene parte de agua potable y parte sucia (pero que nos hace daño al beberla), los restos de suciedades quedarán en el filtro y todo aquella parte mas potable y cristalina la tendremos para que podamos beberla sin problema. El resultado final será que generaremos emociones mucho mas equilibradas (nos vamos a ahorrar muchas emociones negativas) y tendremos mucho mas poder ante la vida.

(En esta escena de los hermano Marx, vemos claramente las consecuencias nefastas del pensamiento irracional)

LOS ELEMENTOS NECESARIOS PARA NUESTRO “EXPERIMENTO”:

Para realizar nuestra práctica necesitamos las siguientes herramientas:

1. Pensamientos irracionales, desadaptativos o negativos. Tienen muchos nombres pero estas son las suciedades generales de nuestras gafas. La gente suele asociar este tipo de pensamientos con ser pesimista o negativo pero es mucho más que eso, se refieren a todas aquellas actitudes ante la vida  que nos generen demasiadas emociones negativas, nos impidan ser felices, tomar buenas decisiones, autorrelizarnos o vivir con libertad. El problema es que muchos de estos pensamientos son tan automáticos que no nos damos cuenta de ellos y creemos que son una parte indisoluble de nosotros. Gracias a nuestras prácticas nos haremos más conscientes de nuestra manera de pensar para luego mejorarla poco a poco. Para nuestro experimento usaremos nueve de los pensamientos negativos más comunes en el ser humano, pero uno puede hacer este experimento con cualquier pensamiento que le haga daño o le genere emociones muy negativas.

2. Seis filtros, son seis preguntas que nos iremos haciendo para rebatir nuestro pensamiento, bombardearlo de preguntas y ver si es capaz de aguantar el tipo:
- ¿Es un pensamiento REALISTA? Con este filtro intentaremos ver si nuestro pensamiento es objetivo o no y si se basa en alguna base real. Si yo pienso por ejemplo “Nadie me quiere” y resulta que mi madre, mi hermana y el vecino me quieren , tendré que descartarlo y reconvertirlo por al menos en un “Alguna gente no me quiere y otra si”
- ¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Normalmente los pensamientos desadaptivos o negativos suelen crear muchísimas emociones negativas, de gran intensidad y durante mucho tiempo. Estos niveles emocionales no suelen servir para nada. Por ejemplo si ante una critica yo pienso “no valgo nada”seguramente crearé un desanimo y una ansiedad desproporcionada. Mirando estas emociones me daré cuenta de que quizás ante la crítica un “puede que haya cometido un error pero soy yo quien sabe mejor que nadie como arreglarlo” seguramente me cree emociones mas sanas.
- ¿Es UTIL pensar así? Este filtro sirve para medir la eficacia de nuestro pensamiento, y ver si nos ayuda a algo en nuestra vida. Por ejemplo, pensar que “Voy a suspender el examen” parece que no nos ayuda a nada y quizás sea mejor pensar “El examen es muy difícil, pero si lo intento quien sabe”
- ¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Cuando pensamos a través de nuestras suciedades solemos adoptar comportamientos muy negativos que no nos aportan nada como dejar de ir a un examen porque teniamos miedo a suspender, no llamar a la chica que nos gusta por si le caemos mal o gritarle a tu pareja porque te enfadaste de mas. Por eso preguntarse si nuestros pensamientos nos llevan a conductas buenas para nosotros también es otra manera de filtrarlas.
- ¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Finalmente un poco de perspectiva nos puede ayudar a ver si nuestros pensamientos son eficaces. Para eso reflexionar si nuestra pensamiento nos ayudará a conseguir aprobar el examen, tener pareja o ser más feliz suele ayudarnos bastante. Por ejemplo si pensamos que “la vida es una porquería” no parece la mejor manera de por ejemplo conseguir el reto de ser feliz.
- Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Finalmente aplicaremos el llamado filtro formal. En la mayoría de las ocasiones, cuando pensamos en términos inadecuados o negativos, utilizamos un lenguaje muy característico. Un lenguaje extremo, dicotómico, absolutista, demandante: “seguro qué… va a ser horrible… va a suceder lo peor… no lo podré soportar… ¿y si me ocurriese?…todo/nada.. siempre/nunca…”. Los pensamientos adecuados se expresan en términos menos extremos y mucho más adaptativos y realistas, es un lenguaje lleno de continuos, mucho más moderado, objetivo y matizado.

3. Pensamientos positivos, adaptativos o eficaces. Estos pensamientos son lo que quedarán una vez hayamos filtrado, son un tipo de enfoque ante la vida limpio, proactivo y que nos va a generar emociones equilibradas (la gran mayoría de las veces emociones positivas) . En nuestras práctica , una vez pasado el pensamiento por los filtros nos haremos la siguiente pregunta: ¿Cómo sería mejor pensar entonces? Y volveremos a reformular nuestro pensamiento.

INSTRUCCIONES DE USO

Cuanto más conozcamos nuestros pensamientos y practiquemos con ellos, más fácil nos será  poder filtrarlos y tener mejores emociones, por eso el truco aquí reside en la práctica constante y en seguir aprendiendo nuevas herramientas que iremos viendo en los próximo días. Os dejamos a continuación nueve ejemplos de pensamientos negativos y su filtraje (con el apoyo de varias citas inspiradoras, ejemplos de pensamientos positivos) que os pueden ayudar a entender todo esto:

Frases de cine inspiradoras (actitudes) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

8 PENSAMIENTOS NEGATIVOS PASAN LA PRUEBA DEL FILTRO

1. LA NECESIDAD EXCESIVA DE APROBACIÓN (Más sobre este pensamiento aquí)

Pensamiento: “Para un adulto, existe una necesidad absoluta de cariño y aprobación por parte de toda la gente que considere importante”
¿Es un pensamiento REALISTA? Es prácticamente imposible ser amado o aprobado siempre y por todo el mundo. Aunque uno sea la persona más simpática y amable del mundo siempre habrá alguien que le caigamos mal por muchas razones: malentendidos, un mal día, porque esa persona tiene problemas, inseguridades, etc
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Debido a esta total dependencia a lo que nos digan los demás, lo normal es que generemos emociones negativas muy altas como ansiedad (cuando no nos quieran), frustración (cuando no consigamos que nos aprueben), inseguridad (cada vez que no estemos seguros de que nos quieran) o miedo (a que no nos aprueben o quieran).
¿Es UTIL pensar así? Pensar así no es nada eficiente puesto que dependeremos de factores que no controlamos, en este caso que la gente nos apruebe o nos quiera. Pensar de esta manera es un pasaporte seguro al fracaso.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Tampoco, debido al miedo a que la gente no nos acepte o nos quiera comenzaremos a crearnos una especie de mascara para intentar ser como creemos que la gente quiere que seamos. Esta visión imposible provoca un desgaste enorme de energía, comportamientos erróneos y lo peor de todo, dejamos de ser nosotros mismos.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Para nda, es como una especie de muralla gigantesca que nos bloquea en la vida debido al miedo al qué dirán. Si toda la humanidad hubiese tenido esta necesidad de aprobación, nadie hubiese inventado nada, ni hubiese habido cambios sociales, ni arte, ni ningún cambio que conllevaba un rechazo por parte de alguien.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Si nos fijamos en este pensamiento , existen términos absolutistas y extremos como “necesidad absoluta” o “toda la gente” que nos hace pensar que algo fala en esta manera de hablarse.

¿Cómo sería mejor pensar entonces? La clave de nuestra vida somos nosotros, por lo tanto cuanto más dependamos de nosotros mismos (de nuestras metas, fortalezas y valores), mejor nos irá en la vida, conseguiremos más metas y sobre todo generaremos más emociones positivas (incluida la felicidad). Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:
“Que la gente nos quiera o nos apruebe es algo maravilloso, eso nadie lo niega. Pero el personaje principal de la historia de mi vida soy yo, por lo tanto yo elijo la historia de mi vida y que me quieran o me acepten es un complemento extraordinario a ella, nuca una dependencia”

Frases de cine inspiradoras (complacer) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

2. EL PERFECCIONISMO O MIEDO AL FRACASO (Más sobre este pensamiento aquí)

Pensamiento: “Tu valor como persona dependerá totalmente de lo que consigas, por lo tanto hay que ser muy competente, suficiente y capaz de lograr cualquier cosa en todos los aspectos posibles”.
¿Es un pensamiento REALISTA? La perfección es un concepto abstracto e irreal que sirve para escalar teóricamente la realidad, por lo tanto pensar en esto términos es completamente irreal. Ni siquiera los mejores deportistas, escritores o directores de cine de la historia podríamos decir que eran perfectos. Podríamos decir que revolucionaron su tiempo, que hicieron cosas extraordinarias o que nos dejaron obras maravillosas pero nunca que fueron perfectos (todos ellos nos lo hubiesen negado)
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Debido a la apuesta tan extrema que hace el perfeccionista: o TODO o NADA (y si sale NADA mi valor como persona es 0) los niveles de ansiedad que puede generar son gigantescos. Además al estar todo el tiempo pensando en llegar a su destino, deja de disfrutar del viaje, pierde rendimiento e incluso puede llegar a bloquearse y a hundirse emocionalmente.
¿Es UTIL pensar así? Siempre hay alguna mejora que hacer, algún error del que aprender. El problema del perfeccionismo es que al huir del error uno pierde capacidad de aprendizaje, rendimiento y disfrute.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? El perfeccionista huye del error como si fuese el mismísimo diablo y por lo tanto pierde capacidad de aprendizaje y mejora, llegando incluso a tomar decisiones erróneas a causa de su ansiedad y miedo (como posponer o dejar de hacer cosas). Además ante un fracaso el perfeccionista puede hundirse totalmente al repercutirle en toda su vida.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? No y si lo hacemos será a un coste desorbitado de energía y desgaste emocional. Lo normal de todas maneras será que nos quedemos por el camino bloqueados.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Este pensamiento está llena de palabras absolutistas y dicotómicas como “absolutamente”, “hay que ser”,” lograr cualquier cosa” o “en todos los aspectos posibles”que confirma que este pensamiento puede matizarse (y mucho).


¿Cómo sería mejor pensar entonces? Mucha gente piensa que lo contrario al perfeccionismo es la vagancia o la pereza. Pero eso no es así, lo contrario al perfeccionismo es lo que se llama el optimalismo. Así, mientras que el perfeccionismo se obsesiona con ese concepto irreal e inalcanzable de la perfección y empieza la casa desde el tejado, el optimalista se centra en ser óptimo en lo que hace, algo que conllevará empezar la casa desde los cimientos, paso y a paso, sabiendo que siempre habrá un error del que aprender y disfrutando de todo el proceso. El optimalista disfrutará del viaje mas que del destino ( llegando muy lejos) mientras que el perfeccionista se obsesionará con el destino, dejando de disfrutar del viaje (y llegando mucho menos lejos). Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:
“Siempre intentaré hacer las cosas lo mejor que pueda, pero asumiendo que en algún momento me equivocaré, cometeré un error e incluso fracasaré. No pasa nada, además de que nunca apostaré mi valía como persona en cada error, aprenderé de ellos porque los errores son el camino al éxito.

Frases inspiradoras (Perfeccionismo) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

3. LA TRAMPA DE LA INJUSTICIA (LA IRA, CULPA O AMARGURA INNECESARIA ANTE LO QUE NO NOS GUSTA DE LOS DEMÁS)

Pensamiento: “Mucha gente es mala y deberían ser seriamente culpabilizados y castigados por lo que han hecho. Todo lo demás es una injusticia”
¿Es un pensamiento REALISTA? No, todo el mundo se equivoca alguna vez, a veces sin querer y otras conscientemente, sus conductas pueden ser incluso penalizadas por ley pero eso no quiere decir que estas personas sean 100% malas. Además pensar así nos impide hacer un análisis objetivo de la situación y saber las posibles causas y soluciones.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Esta idea irracional debe ser la que más emociones negativas tóaxicas debe producir al cargarnos de ira, amargura, irritación, rencor…De nuevo como decíamos antes, toda esa carga explosiva de emociones quien se la come con patatas somos nosotros mismos, nadie más. Si queremos cambiar lo que no nos gusta, con un poquito de enfado seguramente nos llegaría. El resto podemos aprender a aceptarlo.
¿Es UTIL? Esta visión de la vida no es nada eficaz para nosotros mismos. Y no hablamos de ideología, moral o ética… Hablamos de que no nos aporta absolutamente nada darle vueltas a que alguien sea malo o no, en un círculo vicioso que solo nos hace daño a nosotros. Si creemos que algo de nuestra vida está mala intentemos buscar maneras de cambiarlas.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Pocas conductas eficientes genera esta visión de la vida salvo bloquearnos en la amargura y el enfado. Además corremos el riesgo de perjudicar muchas de nuestras relaciones al enfadarnos por cualquier cosa que hagan los demás que no nos guste. Y lo peor, al perder todo el tiempo en quejarnos, dejamos de tomar decisiones que si que podrían ayudarnos,
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? No, esta visión de la vida consume mucho tiempo y energía que podríamos estar dedicando en cambiar todo aquello que no nos guste.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? “Mucha gente”, “es mala”, “deberían ser castigados”, “injusticia”…practicamente toda la frase está llena de términos demandantes y extremos  que nos ayudarán a cuestionar este enfoque.

¿Cómo sería mejor pensar entonces? Es normal que haya conductas de los demás que no nos gusten o nos molesten, en ese caso hay que intentar buscar las causas y luego opciones para arreglar la situación, y si no es posible aceptarlo (y no dedicarle ni un gramo más de energía a algo que no nos aporta). Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:
“Las conductas erróneas de los demás no siempre son las mejores pero intentaré buscar las causas de este comportamiento, poner límites si es necesario, buscar soluciones siempre que pueda y aceptar en caso de que no haya nada que hacer.”

Frases inspiradoras de cine (Odio) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

4. LA FRUSTACION EXTREMA (Y DESÁNIMO) ANTE LA REALIDAD QUE NO NOS GUSTA

Pensamiento: “Es tremendo y catastrófico el hecho de que las cosas no vayan por el camino que a uno le gustaría que fuesen”.
¿ES un pensamiento REALISTA? Esta perspectiva de cómo deberían son las cosas nos mete de lleno en un mundo de fantasía irreal (lo que debería ser) que tarde o temprano tendrá que chocar con la realidad (como son las cosas en realidad) en la que saldremos perdiendo sin duda alguna.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Los niveles de frustración, enfado o desánimo que tiene pensar así son demasiado altos y no nos ayudarán a absolutamente salvo a vivir en una sensación constante de que la vida nos puede siempre.
¿Es UTIL pensar así? No parece lo más útil del mundo pensar así. Al chocar contra el muro de la realidad sufriremos consecuencias negativas a corto plazo (frustración o enfado), a medio plazo (perder el tiempo en lamentarnos en vez de resolver la situación) y a largo plazo (depresión e infelicidad)
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Por ejemplo, si se nos pincha la rueda del coche y nos pasamos todo el rato lamentándonos de la mala suerte que hemos tenido provocará que no busquemos la mejor opción posible (llamar a la grúa o intentar cambiar la rueda nosotros) Este tipo de actitud genera inmovilismos, bloqueos, malas tomas de soluciones y perdida de rendimiento constante.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Para nada, cada vez que aparezca un piedra en el camino nos quedaremos llorando o pegándole patadas a la piedras en vez de pensar como saltar la piedra. Así es muy difícil alcanzar cualquier tipo de meta incluida la más grande, ser felices.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Palabras como “tremendo” o “catastrófico” confirman que hay partes de esta frase que no están bien formuladas.

¿Cómo sería mejor pensar entonces? La vida es dura muchas veces y no es fácil afrontar las situaciones críticas que nos van ocurriendo, pero cuanto antes aceptemos todos los colores de la vida (por muy oscuros que sean) mejor nos irá. Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente cita de Michael J. Fox, alguien que vive desde hace años con Parkinson:
“Aceptar no significa resignarse. Significa comprender que las cosas son como son y que siempre existe una manera de afrontarlas” (Michael J. Fox)

Frases de cine inspiradoras (aceptacion) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

5. LA FALTA TOTAL DE CONTROL EN LA VIDA

Pensamiento:La desgracia humana se origina por causas externas y la gente tiene poca capacidad o ninguna, de controlar sus penas y perturbaciones”
¿ES un pensamiento REALISTA? Hemos visto que somos nosotros quienes creamos nuestras emociones, no los acontecimientos. Que llueva en nuestra vida no quiere decir que seamos desgraciados.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Decididamente NO, serán completamente insanas puesto que nuestra vida será una especie de montaña rusa emocional. Y lo peor de todo, una montaña rusa llena de emociones negativas.
¿Es UTIL pensar así? Pensar así es absolutamente inútil, si vemos así la vida entonces toda nuestra vida dependerá de que llueva o no quitándonos todo el poder de decidir, cambiar, elegir o luchar ante las adversidades.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Si creemos que es la realidad la que nos genera nuestro malestar, nunca tomaremos decisiones ni buscaremos opciones. Reaccionaremos a todo lo que nos rodea con el riesgo de caer en una depresión al tener la sensación de que nosotros no controlamos nuestra vida.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Nos será imposible alcanzar ninguna meta al estar a merced de las inclemencias de nuestra vida.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Decir que “la gente tiene ninguna capacidad de controlar”, es una frase totalmente extrema y absolutista que nos ayuda a reflexionar sobre la estructura errónea de este pensamiento.

¿Cómo sería mejor pensar entonces? Tener muy claro que somos nosotros quienes creamos nuestras emociones y por lo tanto el camino de nuestra vida es fundamental para llegar a ser feliz. Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:
“Según como interprete la realidad que me rodee yo creare mis propias emociones, por lo tanto, cuanto mejor interprete la vida mejor irá (aunque llueva o haga sol)”

Frases de cine inspiradoras (optimismo) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

6. EVITAR LAS RESPONSABILIDADES DE LA VIDA

Pensamiento:Siempre es más fácil evitar que afrontar ciertas responsabilidades y dificultades en la vida”
¿Es un pensamiento REALISTA? Evitar conflictos, responsabilidades o tomas de decisiones puede que sea más fácil a corto plazo al quitarnos de encima nuestra fuente de estrés. Pero a medio y largo plazo ya no nos será tan fácil e incluso cuando la “bola de nieve” de nuestro problema sea tan grande puede hasta que nos engulla.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Al principio nos creará una sensación de alivio pero con el tiempo solo crearemos ansiedad, angustia, frustración…
¿Es UTIL pensar así? Ni de broma. Con este planteamiento de la vida no solucionamos nunca conflictos e incluso aquel cambio que pueda generarnos grandes beneficios en la vida ( como por ejemplo practicar todo lo que estamos viendo) lo dejamos de hacer porque a corto plazo siempre es más fácil no cambiar que cambiar.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Las conductas generadas por la evitación pueden ser muchas, posponer, autoengañarse, reprimir, echar la culpa a otros, no tomar decisiones nunca…ninguna de ellas es una conducta efectiva para afrontar un conflicto.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Si evitamos constantemente las situaciones difíciles en nuestra vida, las tomas de decisiones o responsabilidades, nunca alcanzaremos nuestras metas porque nunca avanzaremos en nuestro camino.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? En este pensamiento , el término defintorio es la palabra “siempre”, que convierte al resto de la frase en un enfoque dicotómico y absolutista.

¿Cómo sería mejor pensar entonces? No es fácil enfrentarse a las situaciones complicadas que nos plantea la vida pero lo que está claro es que cada vez que nos enfrentemos de manera activa a la vida, más avanzaremos en nuestros objetivos, tendremos mas autoestima y nos reforzaremos como personas. Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:
“No es fácil afrontar a veces las responsabilidades y problemas de la vida pero cada vez que lo hago crezco como persona y gano recursos y herramientas para el futuro”

Frases de cine inspiradoras (proactividad) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

7. LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Pensamiento: “Se debe depender de los demás y se necesita a alguien más fuerte en quien confiar”
¿Es un pensamiento REALISTA? No, afortunadamente, una persona adulta y responsable tiene una enorme capacidad de autonomía psicológica que le permite no depender absolutamente de nadie.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Esta visión de la vida nos provoca que hipotequemos todas nuestras emociones a favor de nuestra dependencia emocional. Las consecuencias son importantes: grandes cantidades de miedo, ansiedad, inseguridad…
¿Es UTIL pensar así? Depender afectivamente de alguien se convierte en una trampa peligrosa porque cada vez perdemos más autonomía, utilidad, eficacia y corremos el riesgo de hacernos cada vez más pequeños psicológicamente.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Todas las conductas que realizamos dependerán de lo que nos diga la relación de que dependemos, y eso es muy arriesgado porque sólo nosotros tenemos la información y perspectiva para tomar decisiones en nuestra vida, nadie más.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Nuestras metas serán las de quien dependamos, por lo tanto nosotros ya no tendremos metas y si las tenemos estarán muy condicionadas por lo que nos apruebe la otra parte de la relación.
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? En este pensamiento existen dos término totalmente demandantes que confirman todo lo anterior: “se debe depender” y “se necesita”

¿Cómo sería mejor pensar entonces? Es mucho mejor tener una vida llena de palabras que empiezan por auto: la autonomía, la autoestima, la autoeficacia o la autoaceptación. Cuando más nos miremos a nosotros mismos y confiemos en nuestras posibilidades mejor nos ira en la vida. Las relaciones afectivas se convierten así en un maravilloso complemento vital.
“Yo elijo mi vida, confío en mis cualidades y tomo mis decisiones. Las relaciones importantes son una parte importante de mi vida pero siempre teniendo presente que mi vida es mía”.

Frases de cine inspiradoras (dependencia afectiva) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

8. CUANDO EL PASADO PUEDE AL PRESENTE

Pensamiento: “Mi historia pasada es un determinante absoluto de mi vida actual, si algo me ocurrió alguna vez y me conmocionó debe seguir afectándome indefinidamente”
¿ES un pensamiento REALISTA? Es cierto que las personas somos la suma de nuestras experiencias vitales pero eso no quiere decir que tengamos que estar atados a ellas. La realidad es que vivimos en el aquí y en el ahora y que le pasado ya no existe.
¿Nos genera EMOCIONES SANAS? Anclarse en el pasado solo genera amargura, miedo, ansiedad y mucho desánimo.
¿Es UTIL pensar así? Quedar esposado al pasado es lo mas inútil y inmovilizante que pueda haber. Si una cosa te pasó en el pasado, no quiere decir que vuelva a ocurrirte en el presente. Ni tu eres la misma persona, ni los demás son lo mismo, ni lo que te rodea es lo mismo.
¿Nos genera CONDUCTAS efectivas? Si tenemos miedo a que nos vuelva a ocurrir algo que nos ocurrió en el pasado nunca daremos ningún paso en nuestra vida. Por otro lado, si creemos que estamos marcados por acontecimientos que ocurrieron hace mucho tiempo, nos inmovilizaremos y seremos víctimas totales de nuestro pasado.
¿Nos ayuda a conseguir nuestras METAS? Si nos inmovilizamos y no decidimos, ni nos arriesgamos, ni nos enfrentamos a nuestros miedos pasados ¿Cómo vamos a conseguir alguna meta en la vida?
Y por último, ¿cómo es EL LENGUAJE de nuestro pensamiento? Dos términos extremos y rígidos confirman todas la perguntas anteriores, “determinante absoluto” y “debe seguir afectándome”,

¿Cómo sería mejor pensar entonces? Uno puede haber vivido experiencias muy duras en el pasado, incluso traumáticas pero si nos responsabilizamos de nuestra vida y creemos que podemos cambiar, tendremos la capacidad única de superarlo y reforzarnos como personas. ). Una manera mejor de pensar podría ser la siguiente:

“Trabajo todos los días para aceptar mi pasado y aprender todos los días de él para así vivir cada vez mas mi presente”

Por Jaime Burque

Frases de cine inspiradoras (Mindfulness) Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest

El ABC de nuestras emociones ( y de nuestra felicidad)

Jueves, abril 24th, 2014

El ABC de nuestras emociones y de nuestra felicidad. Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

“Sufrimos más con lo que imaginamos que con lo que en realidad sucede”

Esta semana en filmoterapia comenzamos un especial en donde hablaremos de los recursos necesarios para manejar mejor nuestras emociones, ser más eficaces en nuestras vidas, crear relaciones sanas y en definitiva, llegar a conseguir lo que todos queremos, ser más felices. Iremos compartiendo a lo largo de varios capítulos todos aquellos recursos y herramientas necesarios para aprender a tener una vida llena de bienestar, realización y felicidad. Os queda a vosotros trabajarlo y practicarlo porque eso de ser feliz no es ninguna utopía pero tampoco es algo mágico, es más bien un hábito que para que se integre en nuestra vida primero tenemos que practicarlo (y mucho).

Como creamos nuestras emociones.El ABC. Psicologos Coruña | Hodgson & BurqueEl ABC de las emociones (y de nuestra felicidad)

Hoy vamos a empezar explicando los pasos que vamos a ir dando durante este especial, son como los pasos de un baile (el de nuestra vida) que necesitamos conocer al dedillo para luego ponernos a bailar (y a vivir). Herramientas fundamentales de la psicología cognitiva, son el ABC de nuestras emociones y se van a convertir en los cimientos de nuestro trabajo personal. Veremos como son trasladables a nuestra vida en general y nos servirán para reflexionar sobre muchos aspectos de nuestras vidas que quizás hasta ahora no nos habíamos planteado. Tres letras que vamos a ir desmenuzando a lo largo de este post.

A

Comenzamos con la A. Nuestra primera letra del ABC se refiere a los acontecimientos objetivos que nos rodean, es decir, todo aquello que desde fuera se pueda objetivizar. Se refiere a que hoy es miércoles, que estamos en primavera, a nuestra estatura, nuestro pasado, las relaciones que tengamos, nuestros genes, el horario laboral… en definitiva, nuestra realidad.

B

La B se refiere a como lo interpretamos, o dicho de otra manera, nuestra manera de enfocar aquello que nos ocurre. Por ejemplo, hoy es miércoles y una persona puede pensar “Buf!, cuanto queda aún para el fin de semana”, otra puede pensar “Ay que bien, ya queda un día menos para el fin de semana” o incluso una tercera puede pensar “Me gustan los miércoles”. Tres maneras muy diferentes de analizar algo tan simple como un miércoles. Con la B por lo tanto nos referimos a como interpretamos nuestra realidad y a nosotros mismos.

C

Finalmente la C se refiere a nuestras emociones. Muchas veces pensamos que nuestras emociones nos las crean las circunstancias externas, que son una especie de “fuerza” que vienen cuando les da la gana, que nos manejan como marionetas y que si nos ponemos ansiosos, enfadados o contentos es porque toca y no hay nada que hacer. Pero las emociones tienen un origen completamente diferente, realmente somos nosotros quienes creamos nuestras emociones según como interpretemos la realidad.

Volvamos con el ejemplo del miércoles e intentemos aplicar nuestro ABC.

- Si es miércoles y pensamos “Buf!, cuanto queda aún para el fin de semana”, crearemos emociones negativas como la frustración, el enfado o el desánimo.

- Si es miércoles y pensamos “Ay que bien, ya queda un día menos para el fin de semana”, generaremos emociones positivas como la ilusión pero también alguna negativa como la ansiedad.

-Finalmente, si es miércoles y pensamos “Me gustan los miércoles”, parece que de la tres maneras de ver este día será la que genere emociones más positivas como la alegría o la serenidad.

Vemos que abanico de emociones podemos crear nosotros mismos con algo tan sencillo con un simple miércoles de nuestras vidas. Imaginemonos en situaciones más complejas como las relaciones afectivas, los fracasos o éxitos en nuestras vidas, las críticas, las enfermedades, pasados, presentes o futuros. Por eso es tan importante tener claro esta clave: Somos nosotros quienes creamos nuestras propias emociones, y no la realidad, ni los demás, ni el azar, ni nada,somos NOSOTROS MISMOS.

(En esta película documental sobre el libro Usted puede sanar su vida, de Louise L. Hay, vemos una muy buena explicación sobre todo esto, con un toque americano pero muy interesante)


Para comprender un poco más todo esto del ABC, os dejamos con un extracto del libro Venza Sus Temores, de Reneau Z. Peurifoy:

Normalmente, usted no es consciente del papel que juega la interpretación en la generación de emociones, porque se produce con mucha rapidez y habitualmente de manera inconsciente. Esto es esencial para su supervivencia. No podría funcionar de modo efectivo si tuviese que evaluar y asignar significado a todo lo que sucede a su alrededor de un modo lento y deliberado.

 

Un ejemplo de la capacidad de la mente para interpretar y asignar significado a los acontecimientos rápida y automáticamente es el, en apariencia, simple acto de conducir un coche. En realidad, es un proceso sumamente complejo que requiere considerar distancias, decidir qué significan las acciones de los peatones y de los demás conductores, y hacer muchas otras interpretaciones cada segundo. La mente hace todo esto con tanta rapidez, que habitualmente usted no es consciente del hecho de que este proceso está teniendo lugar. En vez de ello, escucha la radio, habla a un pasajero en el coche o realiza alguna otra cosa que no guarda relación con la conducción.

 

La capacidad de la mente para interpretar acontecimientos de manera rápida y automática ha conducido a la concepción errónea, ampliamente difundida, de que las personas y los acontecimientos generan emociones. La mayoría de las personas no comprenden que el significado que asignan a la gente y a los acontecimientos es lo que en realidad genera emociones. Afirmaciones comúnmente usadas tales como: «Él me enloqueció” «Ella me entristeció” o «Eso me hizo feliz», no sólo reflejan esta creencia errónea, sino que realmente la refuerzan.

 

Si esta idea errónea fuese cierta, un acontecimiento específico generaría la misma emoción en todos los que la experimentan. Por ejemplo, considere el modo diferente en que la gente reacciona ante un temporal. Algunos se sienten deprimidos por la falta de luz solar o se enojan cuando piensan en los inconvenientes causados por la lluvia. Otros se sienten felices cuando esperan estar dentro de una casa cálida, acogedora, o se alegran porque la lluvia aporta el agua necesaria. Aun cuando estas personas estén todas experimentando el mismo acontecimiento, sus emociones son diferentes porque cada una lo interpreta de manera diferente.

 

La mayor parte de su ansiedad es generada no por los acontecimientos, sino por el sig­ nificado que usted les confiere. Puesto que el modo en que usted piensa es simplemente una pauta de hábito aprendida, es algo que puede aprender a controlar. Esta lección le ayuda a entender el modo en que se generan las emociones y le brinda un método poderoso para reducir la fuente más común de ansiedad: el pensar en términos de «debería/debo”.

 

La mayor parte de nuestras emociones son el resultado de las interpretaciones que usted hace de acontecimientos que tienen lugar a su alrededor. Las únicas excepciones son las emociones que resultan de la interferencia con el funcionamiento normal del cerebro o sistemas nerviosos centrales, tales como lesión, enfermedad, medicamentos que alteran el estado de ánimo y, en algunos casos, dieta.

Como creamos nuestras emociones. Actitudes erroneas. Psicologos Coruña | Hodgson & BurqueSEGÚN COMO PENSEMOS TENDREMOS EMOCIONES DIFERENTES

Para entender un poco más lo que acabamos de comentar, vamos a ver a continuación como generamos nuestras propias emociones, más concretamente nuestras emociones negativas. Llegados a este punto encontramos otra clave fundamental en nuestro ABC, las emociones negativas son buenas (algo que mucha gente no piensa) pero siempre que estén acorde a la situación.

Por ejemplo, la tristeza es una emoción fundamental en el ser humano que aparece cuando uno interpreta pérdida. Puede ser la pérdida de alguien querido pero también puede ser la perdida de un amor, perder el trabajo, un partido, la vida, el tiempo…La tristeza es una emoción fundamental de lo que se llama el proceso de duelo, un proceso muy natural del ser humano para afrontar y aceptar una perdida. La tristeza nos puede ayudar mucho pero como decíamos antes, siempre que sea acorde a la situación. Por eso es muy normal y sano que estemos tristes unas semanas tras una ruptura amorosa pero lo que no puede ser es que estemos tristes varios años.

Como surgen las emociones a través de los pensamientos. Psicologos Coruña | Hodgson & BurqueO la ansiedad, lo que yo llamo la emoción “mas antigua” del ser humano. Creada hace cientos de miles de años, la ansiedad es una emoción que aparece cuando uno interpreta un peligro. La ansiedad es por lo tanto una emoción fundamental en el ser humano puesto que la hemos desarrollado ( y perfeccionado) para sobrevivir. Sin ell no seríamos capaces de afrontar peligros de vida o muerte. En otros niveles más moderados, la ansiedad se convierte en un estrés que por ejemplo nos llena de energía y nos ayuda a no dormir una noche para estudiar un examen o afrontar un partido de fútbol decisivo. Pero de nuevo, la ansiedad tiene que aportarnos siendo acorde con la situación. Si nos atacan por la calle 5 perros rabiosos espero que nuestra ansiedad sea muy alta para poder pensar y actuar lo antes posible pero si por ejemplo alguien critica nuestro trabajo, un nivel de ansiedad muy alto (como en muchas ocasiones ocurre) no nos ayudará a nada, nos bloqueará y nos generará un malestar muy grande que seguramente se mantenga en el tiempo de manera inútil.

Poco a poco vamos averiguando como la clave de nuestro ABC (y de nuestras emociones) se encuentra en la B, en como interpretamos, en nuestro “visor” de la realidad.

¿PODEMOS CAMBIAR ALGUNA LETRA DE NUESTRO ABC?
Una vez comprendido como funciona nuestro ABC, vamos a plantearnos si podemos cambiar alguna de las letras.Pero antes de nada me gustaría que vieseis este maravilloso corto llamado El Circo de las mariposas:

La A (¿podemos cambiar nuestra realidad?)

Comenzamos con la A, ¿es posible cambiar nuestra realidad?, la verdad es que parece muy difícil. Hoy es miércoles, medimos lo que medimos, nuestros genes son los que son y nuestro pasado es nuestro pasado. Parece muy difícil cambiar las circunstancias de nuestra vida pero aún así vamos a realizar un ejercicio de fantasía. Imaginemos que un día vamos por la calle, nos encontramos al genio de la lámpara y podemos pedirle tres deseos mágicos para, por ejemplo, ser más felices, los que quisiésemos, ¿Qué le pediríamos? Mucha gente pediría que le tocase la lotería, ser más guapo o vivir al lado de la playa. Las peticiones según cada persona podrían ser infinitas pero la siguiente pregunta que nos podríamos hacer es, ¿Qué nos toque la lotería, viajar por todo el mundo o ser mas guapo iba a garantizar verdaderamente nuestra felicidad?, la respuesta es NO. Muchas investigaciones han estudiado factores como el dinero, la juventud, la belleza o el buen tiempo respecto a la felicidad y las conclusiones son claras, son factores que no influyen para nada en la felicidad de las personas. Por eso vemos todos los días en las revistas como mucha gente guapa (por ejemplo actores o modelos) son muy infelices. Incluso se ha estudiado como eso de ganar la lotería produce una cambio tan extremo en nuestras vidas que si no tenemos una buena actitud podemos caer en depresiones, o en graves trastornos de ansiedad. Por lo tanto la felicidad no depende tanto de la relaidad si no de como la veamos nosotros.

¿Que deseos le pedirías a un genio de la lámpara? Felicidad. Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

Dejemos si quereis fantasías como la del genio de la lampara y pongamos ejemplos reales. Sin ir mas lejos en los últimos 50 años en los paises occidentales se han pedido grandes “deseos mágicos”: ha aumentado espectacularmente la esperanza la vida, se curan enfermedades antes incurables, tenemos acceso a toda la cultura que queramos, tecnología, ocio, belleza…..¿La gente es ahora mas feliz? Pues parece que no, según los últimos datos, mas del 25% de la población europea ha tenido algún problema mental en los últimos años ( y sigue creciendo). Vemos entonces como entonces nuestra realidad es muy difícil de cambiar y aun cambiándola no garantiza nuestro bienestar.

La C (¿podemos cambiar nuestras emociones?)

Pasemos ahora a la C, la emociones. ¿Las emociones directamente se pueden cambiar? Hemos visto que según como interpretemos nuestra realidad crearemos nuestras emociones. Las cambiamos desde nuestra interpretación pero si que se pueden modular de manera directa. Las drogas por ejemplo (desde el café hasta el alcohol) modulan nuestras emociones al incidir directamente en nuestro sistema nervioso “hinchando o deshinchando” nuestras emociones. O los psicofármacos, que (según cada tipo) actúan sobre los reguladores de las emociones de nuestro sistema nervioso. Pero hay muchas mas maneras de regular nuestras emociones sin tener que acudir a las drogas, y aquí es donde uno puede aprender. Podemos aprender a conocer bien nuestras emociones, a saber que nos quieren decir, a saber usarlas a nuestro favor y no en nuestra contra (lo que de alguna manera sería la inteligencia emocional). Podemos también aprender a darnos cuenta de cuando tenemos ansiedad y tener los recursos necesarios para regularla como la respiración diafragmática, el yoga, la meditación, hacer deporte o ver una película. O incluso practicar todo aquello que sabemos que nos va a subir el animo como hacer el amor, reir o correr una carrera. Podemos aprender muchas cosas a nivel emocional que nos puede ayudar (y mucho) a saber regular nuestras emociones.

La B (¿podemos cambiar nuestra actitud ante la vida?)

Y finalmente tenemos la B, nuestra interpretación y actitud ante la vida. Aquí va la pregunta que todos esperamos: ¿Se puede cambiar nuestro enfoque y nuestra manera de pensar? La respuesta es definitivamente SI, de las tres letras del ABC es la más “cambiable” y encima es la clave de todo y depende totalmente de nosotros. Yo comparo muchas veces nuestra actitud ante la vida con unas gafas: Imaginemos que todos naciésemos con unas gafas limpias y cristalinas con las que viésemos las cosas tal como son, pero que con el tiempo esas gafas se fuesen ensuciando por muchas razones: nuestra educación, la cultura, lo que nos decía nuestros padres, fracasos, éxitos, relaciones…hasta llegar a un momento que están tan sucias que vemos un poco como los espejos de los circos, de manera distorsionada. Así, si alguien nos critica de manera muy leve, nosotros lo vemos como algo terrible. O al revés, a lo mejor se nos presenta una oportunidad única delante de nosotros y ni la vemos.

(Nick Vujici, el actor del cortometraje anterior es un ejemplo absoluto de que lo importante está en nuestra actitud y no en la realidad)

La buena noticia es que estas gafas, al igual que se ensuciaron con el tiempo, se pueden volver a limpiar. Se puede trabajar para tener una actitud limpia, eficiente y positiva ante la vida. Una limpieza que no es mágica pero con esfuerzo y ganando en herramientas podemos aprender una manera de interpretar mucho mejor nuestra realidad y por lo tanto de generar mejores emociones.

El próximo día veremos los tipos de “suciedades”  de nuestras gafas (también conocidas en psicología como ideas irracionales o distorsiones cognitivas), porque si queremos aprender a limpiar nuestras gafas, primero tendremos que saber que limpiar.

Por Jaime Burque

Ejemplos de actitudes erroneas. Psicologos Coruña | Hodgson & Burque

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest