Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Lecciones de vida que aprendes al ver Un Don Excepcional (Por Edith Gómez)

Un don excepcional

Definitivamente hay películas que pueden enseñarnos mucho sobre la vida, y aunque no sean específicamente basadas en hechos reales, reflejan situaciones que nos hacen abrir mejor los ojos y reflexionar sobre la manera en que vemos al mundo.

Un Don Excepcional es una película que te llega directo al corazón, tanto que te puede hacer llorar sin parar. La película te envuelve inmediatamente durante los primeros minutos, pues los personajes son complejos y la trama es realmente fascinante.

La película trata sobre Mary, una niña de 7 años de edad igual que todas las demás, pero con un don excepcional: es un genio. Si no la has visto, no pierdas tiempo en hacerlo, ya que una vez que lo hagas dejará un gran impacto sobre ti.

Estas son las 6 lecciones de vida que aprendes al ver esta maravillosa película:

1. Si de verdad amas a alguien, no lo abandones

Cuando amas verdaderamente a alguien, es importante que estés presente tanto en los buenos como en los malos momentos. No importa lo que digan los demás, o si esa persona quiere alejarte por orgullo, el amor debe ser incondicional.
Demuéstrales a las personas con acciones y palabras que les amas, de esta manera sentirán que pueden contar contigo en todo momento.

2. Defiende a los demás

Si notas que están tratando mal a alguien, levántate y pelea por él. Muchas veces lidiamos con grandes problemas en secreto, por lo que el hecho de que alguien nos trate mal y las demás personas se queden de brazos cruzados ante la injusticia, puede empeorar nuestro sentir.
¡Este acto de respeto y empatía puede alegrarle el día a cualquiera!

3. La inteligencia no lo es todo

Hay personas que se jactan de su inteligencia y demás habilidades para sentirse superior a los demás. Ten presente que es tu personalidad y la manera en que tratas a las personas lo que de verdad cuenta. Sé humilde y amable con quienes te rodean, no hay nada más hermoso en una persona que esto.

4. Toma tus propias decisiones

No permitas que nadie trate de interferir en las decisiones que tomes, pues tú eres el dueño de tu vida y de tu propio destino. Toma las decisiones en base a lo que crees que es correcto y nunca dejes que un tercero te dé ordenes sobre lo que debes hacer. Mientras lo que decidas no dañe a nadie, estás en el camino correcto.

5. Disfruta los buenos momentos de la vida

No siempre nos toca vivir buenos momentos, por eso es que cuando llegan, hay que disfrutarlos al máximo. Si estás pasando un momento agradable con tu familia o amigos, desconéctate de tus problemas y vive en el ahora. Recuerda que el tiempo es irrecuperable, así que no lo pierdas en cosas que no lo merecen.

6. La vida implica sacrificios

Lamentablemente no podemos tener todo lo que queremos sin sacrificar algo a cambio. Muchas veces queremos alcanzar un sueño, y para poder hacerlo tenemos que alejarnos de las personas que amamos y de nuestro entorno habitual. Pero, ¿qué se le hace? Es parte de nuestro crecimiento y hay que aprender aceptarlo.

7. Nunca presiones demasiado a alguien

No es un secreto para nadie que hayan personas que quieren controlar todo lo que los demás hacen. La mayoría de las veces cuando una persona es presionada para hacer o dejar de hacer algo, todo suele terminar muy mal. No te impongas, solo da tus sugerencias y opiniones sin esperar que la otra persona haga lo que tú quieres. Este tipo de actitud solo hace que las personas se alejen de tu lado.

8. La familia es lo más importante

La familia es el regalo más valioso que la vida te puede dar. Algunas veces tendrás que hacer sacrificios por ellos, como rechazar el trabajo de tus sueños para poder pasar más tiempo con tu hijo o para cuidar a tu madre enferma. En muchas ocasiones tendrás que poner a los demás antes que a ti y está bien.
Un Don Excepcional es una película que te enseña que una buena familia no siempre puede ser convencional, pues todo lo que tengas tal vez sea un tío y una vecina que te amen fuertemente, y a pesar de esto, sientas que no necesitas nada más para ser feliz.

 

(Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.)

Twitter: @edigomben

Categoría: Films analizados

Etiquetas: Amor, Familia, Felicidad, Relaciones

Etiquetas de cine: Análisis película, Cine americano

Más artículos de la misma categoría

La felicidad es un idioma que se puede aprender (con su gramática, su vocabulario y sus tiempos verbales)

Está claro que en Filmoterapia nos encantan las metáforas y las hemos usado para definir la felicidad de muchas maneras, la hemos comparado al coyote y el correcaminos,  con la metáfora de las […]

Vacaciones y crisis (5 pasos para una terapia de pareja y una película)

Esta semana hemos hablado en la radio sobre las crisis de pareja postvacacionales y por eso queremos dedicarle un artículo sobre el tema, porque no hay ninguna duda, siempre que acaban unas vacaciones […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *