Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

La muerte como parte de la vida en Coco (Pixar, 2017)

Coco, Pixar‘Recuérdame. No llores, por favor. Te llevo en mi corazón y cerca me tendrás’. (Coco)

Existen muchas culturas en donde la muerte se ve cómo algo tan oscuro y tenebroso que se suelen crear tabúes muy patológicos a su alrededor. La muerte se esconde y se tapa con montañas de tierra para que no se hable de ella, se le esconde a los niños, se esconde en las conversaciones, incluso se esconde tras la muerte de alguien querido. Por ejemplo, considero que en la cultura española (y particularmente en la gallega) se tiene una visión tan negra de la muerte que tiene repercusiones psicológicas que luego se pueden ver en las consulta de psicología en forma de procesos de duelo enquistados y patológicos. La muerte en la cultura española genera mucha incomodidad en las personas, no se sabe cómo tratarla ni cómo expresarla. Y eso se traslada en muchos elementos simbólicos que reflejan una visión no muy sana de la muerte: cementerios feos, oscuros y rebosantes de cemento, funerales silenciosos y reprimidos, días de todos los santos llenos de oscuridad y seriedad  (algo que hasta la expansión de Halloween en España ocurría cada año), lutos llenos de tabúes y sombras tras la muerte de alguien querido.

Todo estos elementos culturales repercute sobremanera en el proceso de duelo, algo que los psicólogos conocemos muy bien porque una de nuestras funciones es trabajar los procesos de duelo y atendemos a pacientes que se bloquean en el sufrimiento tras la muerte de algún ser querido y lo pasan realmente mal. Quitando las razones personales que cada uno tiene en su personal camino de las lágrimas (que sin duda son las más importantes), también existen razones muy asociadas a la cultura que explican estos bloqueos insanos. Vuelvo a la cultura española/gallega, muchas familias, tras la muerte de alguien querido crean un tabú enorme en donde ya no se puede hablar más de la persona, se corre una cortina para esconder la muerte, cómo si eso lo fuese a arreglar todo, pero lo único que provoca es que no se expresen las emociones y que no se verbalice el dolor, dos elementos fundamentales para curar las heridas de la pérdida. Si se ve la muerte como algo tan oscuro, si lo disociamos de la vida y sólo nos centramos en lo horrible y lo negativo nos costará entender que podemos recuperarnos e incluso asumamos que tengamos que estar toda la vida tristes o de luto infinito (impidiendo de nuevo nuestra recuperación emocional)

A veces pienso que Pixar está dirigido por algún psicólogo que se empeña en transmitir elementos clave de la felicidad y el desarrollo emocional. En Wall-E habla de la influencia de las tecnologías en nuestra felicidad, en Inside Out nos explica la importancia de la tristeza como emoción clave para el bienestar de las personas y en Coco nos habla de la muerte como parte de la vida.

Coco (Lee Unkrich, 2017) comienza en el día de Muertos (1 de Noviembre), un día muy marcado en la cultura mexicana en donde se celebra por todo lo alto el recuerdo de los seres queridos que ya no están. La cultura mexicana interpreta la muerte de una manera casi antagónica a la española, asocia la muerte a la vida de manera indisoluble y lo celebra en todo momento como el recuerdo de los que ya no están. Partiendo de esta base cultural (magistralmente respetada en la película), Coco nos enseña una visión de la muerte colorida, alegre, llena de imaginación, humor y lazos muy fuertes a nivel amistad y familia. Esta visión de la muerte tan sana a nivel psicológico puede ayudar a las personas que la viven de esta manera a comenzar de otra manera el proceso de duelo y que seguramente prevenga problemas psicológicos como los que comentamos antes.

Coco es una historia muy inspiradora por muchas más razones, por cómo reestructura el significado del éxito, por el valor del amor familiar y de la amistad, por la expresión de fortalezas psicológicas como la creatividad, la persistencia y la valentía y por la carga tan emocional que desprende. Son todos elementos que la convierten en una pelicula muy flmoterapeutica. Pero sobre todo recomendamos esta maravillosa película esa visión tan llena de luz de la muerte que puede ayudar a muchas personas a que redefinan su visión sobre la vida, el duelo y la muerte.

Categoría: Recursos psicológicos

Etiquetas: Bienestar, Duelo, Familia, Muerte

Etiquetas de cine: Análisis película, Cine de animación

Más artículos de la misma categoría

Dos documentales magistrales sobre la felicidad, la infelicidad y el paso del tiempo

El paso del tiempo y la visión que tenemos de nuestra vida es algo que a todos nos toca. Lo podemos hacer cuando cumplimos años, el 31 de diciembre o cuando alguien muere, […]

Como romper con el perfeccionismo y llegar a ser un gran optimalista (parte I)

  El perfeccionismo es una de las mayores fuentes de malestar en las personas, podríamos decir incluso que casi el 100% de los pacientes que acuden a terapia tiene algún problema relacionado con […]

3 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con tus aportes, además hablando de sentimientos, en este caso la tristeza de la ida del ser querido son importantes de no dejar a un lado u ocultarlos, sino entenderlos y saber que son normales, que no sólo existen lo sentimientos “positivos” todos tienen su importancia. Gracias!

  2. MORIR PARA PODER NACER
    Nacer, requisito de Ley para poder morir y nacer. Morir es continuación de la vida, es el retorno a nuestro hogar, es expandir la consciencia al despertar y Ser Uno con el todo. Nacemos para aprender a reconocernos hermanos capaces de contagiar Amor, Ser Agradecido por todo los eventos que sucedan y Ser Libres por la capacidad de elegir y de Ser Responsables de nuestros pensamientos, palabras, acciones y omisiones. “La Vida Es Bella” Gracias.

  3. Esta película también transmite la dificultad que existe en algunas familias para diferenciarse. ¡Una locura querer ser músico en una familia de zapateros!
    Gracias por vuestro blog, acabo de descubrirlo y me parece muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *