Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994)



Nuestra colaboradora Vivoleyendo nos propone esta semana una película que se encuentra entre las 50 películas más inspiradoras  de la historia según dos listas, la del American Film Institute y la de Filmoterapia. Una historia sin duda muy filmoterapeutica porque no sólo nos genera emociones muy intensas al verlas y nos eleva constantemente, también somos testigos de la vida de una personaje irrepetible en la historia del cine. A pesar de ser una persona con una discapacidad intelectual (borderline), Forrest Gump se convierte a lo largo de la película en el protagonista absoluto de su vida: es capaz de superar adversidades (como su problema psicomotriz), de crear relaciones positivas y de vivir una vida (muy) plena. Obviamente todo lo que le pasa a Forrest Gump es algo irreal pero esta historia se convierte en una reflexión maravillosa sobre donde reside la clave de nuestra felicidad y su conclusión (como la de muchos estudios psicológicos) es que la felicidad no reside como mucha gente cree en nuestra inteligencia más formal, reside en fortalezas psicológicas como la inteligencia emocional, la sabiduría, el amor, la generosidad…Forrest Gump, un cuento con una metáfora muy recomendable sobre la vida y la felicidad. Que lo disfrutéis.

Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994)

SINOPSIS Forrest Gump (Tom Hanks) es un chico que sufre un cierto retraso mental. A pesar de todo, gracias a su tenacidad y a su buen corazón será protagonista de acontecimientos cruciales de su país. Jenny, su gran amor desde la infancia, será la persona más importante de su vida. (FILMAFFINITY)

 


La fuerza de la inocencia
, una crítica de Vivoleyendo (Filmaffinity)

Forrest Gump es, ante todo, una mirada crítica a una serie de acontecimientos cruciales que marcaron la vida de los Estados Unidos a lo largo de varias décadas. Y aparte de eso, nos sirve como referente universal para analizar las grandes lacras y los logros de la humanidad.
La gran originalidad estriba en que los protagonistas, pese a ser arquetipos representativos de los acontecimientos de su época, no tratan de ser héroes ni de cambiar el destino del mundo. Cada uno pasa por la vida con sus sueños y sus dilemas, a la búsqueda de la felicidad o de la autodestrucción. Y, ante un mundo revuelto y vibrante, Forrest nos ofrece una sensatez demoledora, una sencillez que analiza con absoluta inocencia los actos a menudo incomprensibles, absurdos, crueles y admirables de la humanidad. Forrest nos invita a vivir y observar la vida con calma, con justicia y, sobre todo, con amor.
Los acontecimientos de nuestros enloquecidos tiempos se suceden con gran rapidez y, lo que hoy está en el candelero, mañana se ha olvidado. Forrest es esa voz de la conciencia que, con humildad, nos enseña a valorar todas las pequeñas cosas, a quedarnos con lo que es realmente importante y a no dejarnos deslumbrar por el falso brillo.
La sociedad trata de vendernos ideologías a menudo contradictorias y rivales, estilos de vida, creencias, trata de zarandearnos de un lado a otro para que escojamos el bando que más se ajuste a unos intereses, nos hace dependientes para que siempre necesitemos seguir a un líder que nos diga lo que tenemos que hacer. Es fácil perderse en esa vorágine vertiginosa. Y, frente a tanta confusión, Forrest es la solidez, la lucidez y el instinto para buscar nuestro propio camino. Como él dice, puede que el destino esté ya escrito, o puede que seamos como una hoja al viento, pero el trayecto valdrá la pena si intentamos apreciar y disfrutar al máximo lo que nos toque vivir.
Con una fotografía encomiable que mezcla y superpone imágenes de ayer y de hoy, con una banda sonora plagada de temas clásicos del pop de varias décadas de los Estados Unidos, con un guión maravilloso y unos actores entregados, se creó una de las más hermosas obras del séptimo arte.
Su gran arma, su fuerza, es su ingenuidad, como un filtro que nos obliga a ver las cosas desde un ángulo muy distinto al habitual.
“El mundo no volverá a ser el mismo cuando lo hayas visto a través de los ojos de Forrest Gump.”

Categoría: Films analizados

Etiquetas: Amor, Felicidad, Generosidad, Sabiduría

Etiquetas de cine: Análisis película, Cine americano, Comedias

Más artículos de la misma categoría

American History X (1997, Tony Kaye)

Esta semana hablamos de una de las películas más filmoterapeuticas de la historia según nuestros lectores (concretamente la número 35, ver aquí la lista). Una dura historia que nos hace reflexionar sobre las […]

El Festín de Babette (Gabriel Axe, 1987)

Esta semana en filmoterapia proponemos la película ganadora al oscar a la mejor película extranjera de 1987, El Festín de Babette, un bello ensayo sobre los beneficios de la fortaleza psicológica de la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *