Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

EL CINE COMO AGENTE EDUCADOR (por ANA CASADO)

cine educacion

Vivimos en una sociedad predominantemente tecnológica y digitalizada. Una sociedad acelerada, donde todo ha de ser inmediato para que no surja la consecuente e inminente frustración. A pesar de ello, las principales necesidades de niños y adolescentes se mantienen intactas con el paso de los años. Se sigue necesitando afecto, dedicación y educación en valores. Uno de los mayores problemas con el que contamos en la actualidad es la falta de tiempo de las familias para cubrir los aspectos anteriores. Existe además la eterna duda con respecto a desde dónde hemos de educar en valores y principios: ¿desde la familia, desde el centro educativo, o desde ambos? Son cada vez más los padres y madres que solicitan ayuda de profesionales porque no consiguen ser respetados por sus hijos, lo cual conlleva una serie de consecuencias nefastas en las relaciones familiares y en cada miembro de la unidad familiar en particular. Pero no es sólo la falta de respeto en el núcleo familiar la que está en el punto de mira, sino la falta de respeto en general, el respeto a la diversidad en todos sus marcos también pasa por una grave crisis. Siendo esta ausencia en ciertos valores algo a tener muy en cuenta, no hay que olvidar también aquellas áreas que están, por una parte muy abandonadas del tratamiento adulto, y por otra muy cargadas de información poco fiable, que los menores encuentran en internet o en conversaciones con iguales a través de redes sociales y, cada vez menos, a través de amigos cercanos; hablamos por ejemplo de la sexualidad.

Familias, educadores, psicólogos… contamos con un recurso educativo que puede ayudar a cubrir algunos de los aspectos anteriores de una forma dinámica, rápida y eficaz -si se realiza de forma continuada-, siendo además bien recibido por los menores: el CINE.

El cine es un arte lleno de ventajas para el tema que nos ocupa -siempre que elijamos películas adecuadas para aquello que queramos poner sobre la mesa-. Es un medio audiovisual, es decir, transmite los mensajes a través de varios canales de recepción, facilitando la comprensión del mensaje. Está cargado de emociones, y ya es de sobra sabido que no hay mejor aprendizaje que aquel que lleva una carga emocional en su contenido. Es un medio divertido en el que procesas y asimilas información sin ser consciente de ello, y una de sus principales ventajas es que podemos encontrar películas de prácticamente cualquier tema que queramos tratar. Como anexo fundamental al cine, sobre todo cuando hablamos de educar en valores en una población como es la adolescente, contamos con una herramienta imprescindible, el cinefórum.

Las ventajas del cinefórum son muy numerosas: los menores se hacen conscientes de los mensajes del film que han visionado, comparten su opinión con otras personas, se sienten escuchados y aprenden a escuchar, a debatir, aprenden a reflexionar por ellos mismos, a desarrollar una capacidad crítica y a hablar en público, sin contar con todo el conocimiento aportado con referencia al tema que se esté tratando. Además de todo esto, y de forma colateral, el tratamiento de ciertos aspectos ayuda a crear un clima de confianza con los niños, niñas y adolescentes, haciendo posible que a través de los diálogos establecidos en esta actividad, surjan de forma explícita algunas de sus preocupaciones y podamos detectar ciertas necesidades hasta entonces encubiertas.

Es un hecho declarado por la población juvenil que, no sólo no tienen en muchas ocasiones los recursos necesarios para afrontar ciertas situaciones, sino que además ni siquiera saben dónde acudir a pedir ayuda, sobre todo en temas relacionados con la educación afectivo-sexual, el acoso escolar, el consumo de sustancias…). Por eso es importante saber detectar cuáles son las necesidades inmediatas a tratar. Algunas de las temáticas más recurrentes -por las necesidades percibidas- en la proyección de películas a una población adolescente y su respectivo cinefórum son:

- Educación sexual (prevención ETS, embarazo adolescentes, adopción, relaciones afectivas, detección y freno al acoso y/o abuso).
- El papel de la mujer en la sociedad (evolución histórica, situación actual, la mujer en los medios audiovisuales…).
- Respeto a la diversidad (sexual, racial, cultural, social…).
- Confictos intergeneracionales.
- Bullying.
- Alimentación (trastornos alimentarios, obesidad infantil, dietas saludables…)
- Prejuicios y etiquetas.
- Respeto al medio ambiente.
- Redes sociales.

En un sistema educativo en el que la Educación para la Ciudadanía y la Filosofía parecen no ser necesarias, deberíamos aprovechar, tanto padres como educadores, las herramientas que aporta el cine para tratar ciertos aspectos de especial relevancia, ya que eso de “los valores”, a pesar de parecer secundario, es imprescindible para el desarrollo adecuado de cada individuo, y por ende de cada sociedad. Que los niños y adolescentes de hoy puedan vivir en un mundo donde, como decía Sabina “ser valiente no valga tan caro, y ser cobarde no valga la pena”.

Por Ana Casado

(Ana Casado es psicóloga experta en psicología positiva y que trabaja con niñas de 3 a 18 años en una residencia de menores. Es también fundadora de la revista PUNCH)

Categoría: Otros

Etiquetas: Educación

Etiquetas de cine: Especiales

Más artículos de la misma categoría

Cómo salir de una crisis vital y reforzarse durante el camino

Estamos muy contentos (y orgullosos) porque un paciente nos ha mandado todos los puntos en donde se ha basado durante estos meses para recuperarse de un momento bajo que ha tenido en su […]

25 claves para desarrollar la creatividad (primera parte)

“La creatividad es contagiosa, pásala.” (Albert Einstein) En el especial sobre la creatividad que estamos realizando en Filmoterapia hemos hablado  por qué es una fortaleza psicológica y de todas aquellas actitudes negativas que […]

Un comentario

  1. Sin duda todo el material que nos entra por los ojos es más factible de asimilar que otros medios como la lectura que requieren más esfuerzo. Sin embargo, pasado un tiempo el espectador pierde el interés. Dependiendo de la edad, este varía, pero se sacó un estudio en youtuve que los videos de más de 2 minutos nadie los acabavan. Que cosas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *