Editada por HODGSON & BURQUE psicólogos

Filmoterapia

Cine, coaching y psicología

25 claves para desarrollar la creatividad (segunda parte)

creatividad 25 claves


Acabamos nuestro especial sobre creatividad y os proponemos 13 recursos más para potenciar vuestra creatividad. En total hemos compartido 25 claves (teneis los demás aquí) para que logreis desarrollar plenamente vuestra creatividad y lograr conseguir una maravillosa fortaleza psicológica

“Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoría jamás lo nota.”
Truman Capote

13. Optimismo

El optimismo es una actitud que conlleva una mirada positiva hacia el futuro, de que las cosas mejoren o que algo buena ocurra (la esperanza es la emoción asociada a esta actitud). Crear a veces no es tan fácil como a uno le gustaría y obviamente que sin un análisis crítico podemos perder fácilmente el norte pero necesitamos una actitud positiva hacia el futuro que nos ayude a pensar que lo vamos a conseguir, el optimismo es por lo tanto la clave para poder atisbar constantemente nuestra meta creativa.
Multitud de estudios han comprobado los beneficios del optimismo, incluidos una mayor concentración, mejor rendimiento, mayor autoeficacia, aumento de la proactividad, más resistencia ante situaciones de estrés, reforzamiento de las emociones positivas, una mayor visualización del objetivo, aumento de las sinergias en los equipos, mayor nivel de persistencia…todos ellos elementos que ayudan a ser creativo.

14. Desidealizar (y normalizar) lo que significa ser creativo

Acuérdate que no hace falta ser un genio como Leonardo da Vinci para ser creativo, ni siquiera hace falta ser escultor o pintor. Como vimos en este artículo hoy en día existen ideas preconcebidas y una idealización extrema sobre esta fortaleza que hace mucho daño a la propia creatividad, muchas veces nos quedamos atrapados en una especie de perfeccionismo idealizador que nos impide avanzar y nos bloquea enseguida porque nunca llegaremos a ser Steven Spielberg, Frida Kahlo o Steve Jobs, es decir igualamos la creatividad a ser un genio o lo asociamos a campos concretos cómo la música o la cocina. Cómo dice el escritor y educador Ken Robinson, “la creatividad se puede aprender igual que se aprende a escribir.” Cualquiera puede ser una persona creativa en cualquier área de su vida, estamos fabricados para eso, sólo hace falta que te quites de la cabeza prejuicios y te pongas a ello.

15. Persistencia (1% inspiración, 100% transpiración)

“Ninguno de mis inventos llegó por accidente. Veo una necesidad interesante que necesita satisfacerse, y hago una prueba detrás de otra hasta que sale. El resultado es uno por ciento de inspiración y noventa y nueve por ciento de transpiración.” Así relataba en una entrevista cómo trabajaba uno de los mayores inventores de la historia, Thomas Alba Edison. La fortaleza de la persistencia es condición más que necesaria para la creatividad, si no insistes una y otra vez en la creación de un cuadro, un invento, una receta de cocina o un proyecto empresarial no podrás concebir lo que buscas. Si no persistes ante los errores, si no persistes ante los obstáculos que puedas encontrarte en el camino, si no persistes ante tus propias dudas creativas, nunca llegarás hasta el final.

16. Imaginación

Walt Disney ideó un sistema para guiar todos los procesos creativos de sus películas, era lo que él mismo llamó el “Imagineering” (Un juego de palabras entre imaginación e ingeniería). Disney dividía el proceso creativo en varias fases: la fase de los sueños, la fase realista y la fase crítica . En la primera fase Walt Disney la pregunta clave era: ¿A dónde podemos ir?, y el objetivo primordial era responder a esta pregunta sin ninguna cortapisa, imaginando, inventando, soñando….Un brainstorming en donde la meta era dejar volar la imaginación más allá de lo imposible. En esa fase nunca se juzgaba nada, nunca se criticaba nada, las ideas fluían y la mente se expandía de manera totalmente abierta y positiva.
Estas tres fases del proceso creativo (tenéis la otras dos en el último punto) son un buen resumen de cómo trabajar la creatividad pero si ni nos damos cuenta, la fase menos desarrollada en nuestras culturas es la vertiente más imaginativa. Esta etapa es fundamental en la creatividad, recordemos que la gente creativa es capaz de alternar entre las ideas más imaginativas e imposibles y las más realistas y críticas, sueñan y luego buscan herramientas para llevarlas a cabo. O dicho de otra manera, tienen una actitud experimental en donde su mente está en ebullición y en donde juguetean constantemente con fantasías, sueños que parecen imposibles o nuevas ideas, pero luego no se quedan ahí, son capaces de aplicarlos a su trabajo a través de las otras dos fases. La imaginación es una mina de oro para la creatividad, gracias a ella podemos visitar el pasado o el futuro, imaginarnos otros mundos,visualizar necesidades, asumir el punto de vista del otro…La creatividad significa por lo tanto poner a esta imaginación trabajar para que se haga realidad. Así que sa sabes, dedica tiempo para liberarte temporalmente de tus visiones realistas o críticas de la vida y aprende a dar rienda suelta a tu visión más soñadora para plantearte preguntas, ideas o visiones sin ningún tipo de prejuicio que lo estropee.

(A continuación vemos una entrevista en donde el experto en creatividad Robert Dilts habla del Imagineering)

17. Pasión por aprender

Al igual que la persistencia, la curiosidad, la apreciación de la belleza o la humildad, otra fortaleza psicológica que empuja a la creatividad es la pasión por aprender. Esta fortaleza consiste en la capacidad de disfrutar del mismo hecho de aprender, sin tener en cuenta el resultado del propio aprendizaje. Por ejemplo, significa apasionarse con el estudio de los maestros de la pintura flamenca del siglo XVI sin pensar que beneficios te puede dar ese conocimiento. Es pasarselo genial aprendiendo sobre cocina, economía, ingeniería o astronomía. Y claro, toda esta pasión por aprender te llevará a aprender, a aumentar tu conocimiento y finalmente de regalo, a mejorar tu creatividad.

18. ¿Qué es lo que te gusta y te llena?¿Cual es tu pasión?

Según Ken Robinson, si algo te apasiona, todo fluye de otra manera. Según este autor, cuando decimos que alguien está en su elemento consideramos que hace algo con lo que se siente muy cómodo, como pez en el agua. Este estar en “tu elemento” significa dos cosas, en primer lugar significa que haces algo que comprendes de manera natural, para lo que tienes aptitudes y capacidades. Pero con eso no llega, todo el mundo conoce mucha gente a las que se les da hacer bien cosas que no les gusta hacer (cocinar por ejemplo). Para estar verdaderamente en tu elemento tiene que ocurrirte una segunda cosa, tiene que encantarte lo que haces, es decir, tienes que apasionarte por lo que estás haciendo. Si algo te apasiona y encima se te da bien estarás en tu elemento y te ocurrirá lo que decía Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.” Si estás en tu elemento todo fluye, el trabajo de creación se convierte en un placer y en una motivación constante en busca de nuevos retos creativos. Por lo tanto pregúntate qué cosas te entusiasman. Elige tu medio y luego conecta con esa pasión que sientes cuando estás en tu elemento.

(Interesante programa de Redes en donde Ken Robinson desgrana los secetos de la creatividad)

19. Fuera distorsiones cognitivas. Flexibilidad cognitiva

Los “Debería”, los Nunca, Nada, Siempre, los blanconegrismos, los etiquetajes, la anticipación negativa…Las distorsiones cognitivas son errores en el software de nuestro cerebro que hace que no seamos realistas, tomemos malas decisiones y nos volvamos rígidos en nuestra búsqueda de soluciones. Y todo esto repercute notablemente nuestra capacidad creativa porque la suele distorsionar enormemente. Si quieres tener un pensamiento flexible, lo más realista posible y encima que exprimas al máximo tu capacidad, ya sabes lo que hay que hacer: trabaja bien a fondo tus distorsiones.

20. Viva el caos, abajo lo establecido!

Mientras que el pensamiento convergente (o lineal) es la capacidad para encontrar la solución correcta a un problema, el pensamiento divergente (también conocido como lateral) es la capacidad para encontrar diferentes soluciones para un mismo problema. El pensamiento divergente no es un sinónimo de creatividad pero vamos a decir que le ayuda mucho. Como decía Steve Jobs, “la creatividad consiste simplemente en conectar cosas.” y el pensamiento divergente es el que ayuda a que aumentar la riqueza de conexiones. Pero claro, para poder ser capaz de conectar cosas, lo primero que tienes que hacer es descontaminarte y ponerlo todo patas arriba, desde lo que has aprendido hasta las estructuras que te han enseñado, desde tus condicionamientos sociales más básicos hasta tus visiones más tradicionales. Los niños son buenísimos encontrando soluciones muy diferentes ante un mismo problema (tienen unos niveles extraordinarios de pensamiento divergente) y se plantean caminos fascinantes porque aún no han sido lastrados por lo establecido y lo homogéneo.

(Muy buen video sobre la relación entre creatividad, niños y pensamiento divergente)

21. Trabaja todas aquellas actitudes negativas que pueden dañarte

Victimismos, preocupaciones, perfeccionismos, necesidades de aprobación…ejemplos de actitudes erróneas que perjudican enormemente la creatividad y que no vendría nada mal quitárselas de encima.

22. Mindfulness

Para crear necesitamos estar en el presente al 100%. En cualquier proceso creativo necesitamos estar plenamente en el momento, totalmente imbuidos en lo que hacemos. El problema es que tenemos la mente muy mal educada y esa capacidad de estar en el presente se ve totalmente alterada. Vivimos una época en donde estamos bombardeados por elementos distractores: redes sociales, móviles, Internet…infinitos estímulos que nos hacen estar muy alerta, con una capacidad muy potente de multitarea pero poco profunda y sostenida. Y a la creatividad le viene fatal todo este bombardeo puesto que necesita casi lo contrario, que estemos centrados mucho tiempo en una sola tarea y de manera profunda. Si a esto le sumamos el estrés diario, la exigencias, preocupaciones y demás ruido que tenemos en la cabeza, hace que perdamos muchísima capacidad para estar en el presente y por lo tanto crear.
El mindfulness es una especie de gimnasia cerebral para entrenar a tu cerebro a estar donde está, a estar al 100% en el presente. Gracias a este entrenamiento puedes mejorar dos cosas que afectan mucho a al creatividad:
Puedes mejorar tu capacidad de atención, de concentración y de tiempo dedicado al trabajo creativo (evitando distracciones cerebrales)
Pero también te servirá para no estar 24 horas dándole vueltas a un idea. Cuando uno se pone a crear el cerebro empieza a arder y a darle vueltas a todas las opciones creativas posibles, una actividad que hay que saber controlar porque si no generarás unos niveles de ansiedad que no vienen nada bien a la creatividad (ni a nada). El mindfulness también te puede ayudar a desconectar del trabajo creativo, que a su vez viene genial para oxigenar, relajarse y evitar finalmente que tu rendimiento creativo no pierda rendimiento..

23. Paciencia

Ya sea para dejar madurar tus ideas, ya sea para conseguir tus creaciones, ya sea para aguantar los fracasos necesarios, siempre necesitas llevar la paciencia contigo. La urgencia es muchas veces kriptonita para la creatividad, la paciencia es la que disminuye esa sensación y hace que nos centremos en lo realmente importante del momento creativo: Darnos tiempo.

 

desarrollar_creatividad

24. Comparte, relaciónate, equipo

La primera fase en la creación de Los Simpsons consiste en una reunión general del equipo creativo en una casa o en un sitio concreto, allí comienza un brainstorming grupal en donde fluyen miles y miles de ideas. La fluidez de las ideas en un grupo es infinitamente mayor que a nivel individual, recuerda que el ser humano tiene una capacidad increíble que se llama sinergia, que significa que uno más uno es mucho más que dos. La conexión de ideas en los grupos es maravillosamente fértil. Si creas en grupo o compartes tus ideas con otras personas llegarás muchísimo más lejos a nivel creativo, eso está clarísimo.

25. Realismo puro y duro

La gente se cree que para ser creativo hay que dejarse ir, que lo que hay que hacer es tirarse al sofá a ver si aparece la inspiración o hacer cualquier cosa que se te pase por la cabeza. Pero nada más lejos de la realidad, para ser creativo hay que ser también muy realista y práctico, controlar lo materiales con los que trabajas para obtener los efectos que te interesan y planificar muy mucho para seguir el camino que te fijes. Como dijimos antes, en los procesos creativos de Walt Walt Disney existían tres fases, la imaginativa, la realista y la crítica. Veamos a continuación que significaban las dos últimas:
En la fase realista es el momento de de analizar las ideas y objetivos que han surgido en la fase de los sueños y plantearnos preguntas como estas: ¿Se puede hacer? ¿Qué pasos hay que seguir? ¿Con qué recursos contamos para ello? El objetivo es hacer viable la idea inicial y dar los pasos necesarias hasta lograrlo.
Luego en la fase crítica llega el momento de criticar de manera constructiva y lo más objetivamente posible la fase realista para prevenir fallos o errores: ¿Falta algo? ¿Se puede llegar? ¿Es suficientemente buena? ¿Se puede hacer a tiempo? Esta fase nos ayuda a evaluar el plan y ver posibles problemas para poder solucionarlos.

En definitiva, recordemos que la creatividad es una impresionante herramienta que tiene el ser humano para crear ideas o soluciones reales ante problemas reales. Si sabes cual es tu objetivo, das los pasos sólidos y planificas tu evolución, la creatividad fluirá como un rayo y se plasmará finalmente en lo que tenías en mente.

(Para acabar os recomendamos la grandísima serie MAD MEN, en donde entres otras cosas se explican magistralmente las fases de los procesos creativos de una agencia de publicidad de los años 60 en Nueva York)

 

Categoría: Otros

Etiquetas: Creatividad, Exito, Fortalezas psicológicas, Liderazgo, Mindfulness, Optimismo, Pasión por aprender, Persistencia

Etiquetas de cine: Especiales

Más artículos de la misma categoría

25 claves para desarrollar la creatividad (primera parte)

“La creatividad es contagiosa, pásala.” (Albert Einstein) En el especial sobre la creatividad que estamos realizando en Filmoterapia hemos hablado  por qué es una fortaleza psicológica y de todas aquellas actitudes negativas que […]

¿Cuándo dejaste de dibujar? Una conferencia del ilustrador Puño (Con prólogo de Jaime Burque)

Tengo que decir que me hace mucha ilusión que un texto mío sobre la creatividad sea el prólogo de esta maravillosa conferencia del ilustrador Puño. Y me hace mucha ilusión porque como explico […]

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *